• Hoy 27 - Zárate - 21° / 21.3°
    • Despejado
    • Presión 1011 hpa
    • Humedad 40%
  • Afirman que hay 2800 obreros de la construcción desocupados en la zona

    19/10/2016

    Dos de las grandes centrales obreras del país mantuvieron un año de movilizaciones, asambleas y audiencias en el Ministerio de Trabajo de la Nación para preservar las fuentes laborales de trabajadores zarateños. Una de ellas es la Unión Obrera Metalúrgica y otra la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA).
    Particularmente, esta última fue la protagonista de diversas movilizaciones que adquirieron relevancia nacional al reclamar por la continuidad de los proyectos nucleares, uno de los ejes del anterior gobierno con la finalización de Atucha II y la firma de contratos para construir una nueva central nuclear en Lima.
    Actualmente el titular de la UOCRA Seccional Zárate-Lima, Julio González, comentó que siguen aguardando definiciones concretas del gobierno nacional en virtud del tema pero, al mismo tiempo, opinó que se encuentran en una “crisis laboral importante” dado que hay 2800 obreros de la construcción desocupados.“Creo que el más perjudicados en estos diez meses de gestión de Macri es el pueblo trabajador. La zona de Zárate, Campana y Baradero está en una crisis laboral importante y aún hoy, luego de las gestiones y todo lo hecho para mantener las fuentes de trabajo, tenemos 2800 trabajadores aún desocupados. Muchos de ellos se acercan todos los días a la Seccional para encontrar una alternativa laboral pero hoy en día son muy escasas las oportunidades. Por ejemplo en algunas obras municipales tenemos intervención, ingresan compañeros; se trata de obras importantes pero no de la magnitud y la demanda laboral de otras. Es un paliativo, pero no una solución”, expresó el titular de la UOCRA local.
    Teniendo en cuenta a los desocupados, le habló a la cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT), pidiendo que no se olviden de los desocupados. “Veo con buenos ojos el reclamo de la CGT a nivel nacional por el bono de fin de año pero voy a pedir que también la propuesta alcance a los compañeros que están desocupados; que no se olviden de los miles de obreros que están sin trabajar. El trabajador nunca pide un bono o un subsidio, sino trabajo y con ese trabajo los derechos básicos de todo trabajador”, comentó González.
    Sin definiciones
    La construcción de una central termoeléctrica en Las Palmas y una nueva central nuclear en Lima están en la mira de la UOCRA local dado que representan un horizonte laboral promisorio, dado que se trata de obras largas de varios meses de duración en lo que respecta al montaje. “La termoeléctrica se anunció como una obra importante en la que muchos compañeros iban a tener la oportunidad de trabajar pero hoy es sólo un proyecto. Desde el gobierno siguen generando falsas expectativas y ojalá se concrete por el bien de los trabajadores. Pero por el momento no hay nada”, expresó el gremialista.
    En tanto para la obra de la central nuclear reiteró la palabrada dad por Nucleoeléctrica a los trabajadores; “comenzará en el primer trimestre del año que viene, aunque esperamos ansiosamente que ya en enero o febrero haya movimientos”, recalcó González.
    Atucha III
    El presidente de la empresa Nucleoeléctrica Argentina (NA-SA), Ingeniero Omar Semoloni, adelantó que la cuarta central nuclear podría comenzar a construirse en el primer trimestre de 2017 pero primero deben terminar de negociarse los contratos con las empresas chinas que financiarán la obra.
    Además Semoloni detalló que, al momento de su asunción al frente de la empresa, los terrenos aún no habían sido adquiridos, por lo cual se debieron iniciar las gestiones para poder llevar adelante el proceso de expropiación. En este sentido, aseguró que actualmente los trámites fueron concluidos y que a la brevedad se iniciará el proceso de expropiación, por lo que se espera contar con las tierras antes de fin de año.
    Para la obra de construcción de Atucha III se incorporarían alrededor de 5 mil trabajadores de mano de obra directa, a los que se sumarán los empleos generados de forma indirecta, según calculó Semoloni en base a su conocimiento de la actividad.

    Extensión de vida de Embalse

    La provincia de Córdoba aprobó el estudio de impacto ambiental presentado por el Centro de Desarrollo y Asistencia Tecnológica a instancias de Nucleoeléctrica Argentina y le otorgó a esta última la Licencia Ambiental. A partir de esto se dio “luz verde” al comienzo de la tercera etapa para que la central nuclear de Embalse pueda operar durante los próximos 30 años.
    NA-SA, la empresa estatal que opera la central nuclear Embalse, recibió el pasado 22 de julio la Licencia Ambiental emitida por el ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos provincial. Así concluyó el proceso que comenzó con la presentación del estudio de impacto ambiental del proyecto de extensión de vida de la central atómica que NA-SA le solicitará oportunamente al Centro de Desarrollo y Asistencia Tecnológica y que siguió con una audiencia pública que tuvo lugar el pasado 7 de julio en la ciudad que da nombre a la central. De esta manera se fueron cumpliendo los pasos legales.
    En los considerandos de la resolución 203/16 que aprueba el estudio de impacto ambiental, firmada por el Secretario de Ambiente y Cambio Climático, se resalta la información técnica presentada, como “las particularidades más importantes del Proyecto Extensión de Vida, que destaca la trascendencia de los avances tecnológicos y sistemas destinados a mejorar la seguridad operacional, e inclusive la modernización y optimización del turbogrupo y ciclo térmico, junto con el aumento de potencia estimado en 35MW”. La siguiente fase del proyecto —que representa una inversión de US$ 1 600 millones— será ejecutar todas las tareas de recambio de componentes que le permitirán a la planta operar durante los próximos 30 años. Esta, desde el comienzo de sus operaciones en 1984 hasta que el 31 de diciembre pasado, aportó a la matriz energética nacional 140 000 000 Mw/h, lo que equivale a la energía eléctrica consumida por todo el país durante el lapso de dos años y medio. Si bien el proyecto de extensión de vida no requirió cambios profundos, sí fue necesario actualizar una serie de estudios específicos así como también desarrollar ciertas temáticas con mayor profundidad para poder responder a la legislación provincial y para dar cabida a los avances tecnológicos de los últimos 32 años en materia de seguridad operacional.

    obreros