• Hoy 26 - Zárate - 18.4° / 19.6°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 59%
  • Atucha II, fuera de servicio hasta fines de julio

    10/5/2017

    Atucha II arrancó en 2014, pero se terminó con tanto apuro en los tramos finales, que el 18 de marzo de 2017 ingresó en una parada técnica programada que se prolongó, mientras se espera vuelva a operar el 31 de julio próximo. El subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, admitió que estaba previsto que Atucha II reingresara al sistema en junio pero que ese cronograma, dijo, “es difícil de cumplir”.
    Ayer, Nucleoeléctrica Argentina emitió un comunicado en el que informaba que las centrales nucleares tiene un esquema de revisiones programadas para inspecciones y mantenimientos. Y aclaraba que en el caso de Atucha II, se detectó un comportamiento no previsto de los tubos guías de barras de control hidráulicas y de sondas de medición de flujo neutrónico”. Estos hallazgos, dice el comunicado “llevaron a realizar una mayor cantidad de inspecciones con el fin de determinar el origen de dicho comportamiento y la corrección del mismo”.
    En consecuencia, oficialmente se informó que la planta de Atucha II permanecerá detenida hasta el 31 de julio de 2017, en tanto Atucha I continúa operativa generando 362 Mega Watts.
    El comunicado de nasa habla de las inspecciones desarrolladas en el reactor, lugar donde se descubrió esta falla, precisamente en las barras de control que consisten en barras de unos 4 metros de longitud, hechas normalmente de acero y otros materiales que se utilizan para que, en caso de una parada de mantenimiento o falla, controle la reacción de fisión nuclear en las centrales nucleares. Para ello se introducen por unos huecos entre las vainas del combustible nuclear de un reactor, de esta forma se consigue absorber neutrones y así poder controlar, y eventualmente detener el reactor.

    Atucha II
    La Central Nuclear Atucha II es una central nucleoeléctrica con una potencia de 745 MW, a base de uranio natural y agua pesada. Está situada al lado de Atucha I en Lima. La piedra fundamental de la Central Nuclear Atucha II se colocó en 1982, y entre 1994 y 2006 estuvo paralizada, hasta el relanzamiento del Plan Nuclear Argentino, impulsado por el Estado Nacional.
    El reinicio de la obra representó la recuperación de técnicos y profesionales especializados, recobrando las capacidades nacionales para el diseño y la construcción de centrales nucleares de potencia en la Argentina.
    Desde el punto de vista del diseño y construcción, es una central moderna que cuenta con sistemas de seguridad actualizados; con el concepto de defensa en profundidad con barreras sucesivas; esfera de contención; separación física entre sistemas de seguridad, y un programa de vigilancia en servicio.