• Hoy 25 - Zárate - 18° / 18.5°
    • Nublado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 97%
  • El presidente de NASA firmó el contrato marco en China para la construcción de centrales nucleares

    20/5/2017

    El presidente de Nucleoeléctrica Argentina, Omar Semoloni, y el presidente de la junta directiva de la Corporación Nuclear Nacional China (CNNC) Wang Shoujun, firmaron en la ciudad de Beijing el contrato marco para la construcción de la cuarta y quinta central nuclear de nuestro país. El acuerdo fue rubricado en presencia de los presidentes de ambos países, Mauricio Macri y Xi Jinping.
    La cuarta central, que se establecerá en la ciudad de Lima, brindará 700 megavatios al Sistema Interconectado Nacional y comenzará sus obras en el primer trimestre de 2018.
    La tecnología que se utilizará en esta instalación es similar a la de la Central Nuclear Embalse, de tipo CANDU, lo que permitirá aprovechar la experiencia y los recursos humanos acumulados en más de 30 años de operación segura y eficiente.
    La construcción requerirá de siete años de trabajo y demandará unos 5000 empleos de forma directa, a los que se le sumarán los puestos generados de manera indirecta fundamentalmente teniendo en cuenta que el Proyecto de Extensión de Vida de la Central Nuclear Embalse, que actualmente se encuentra en ejecución, ha permitido desarrollar proveedores locales de bienes y servicios altamente calificados. Su finalización le permitirá a Nucleoeléctrica Argentina SA contar en el año 2025 con una potencia instalada de 2.500 MW (Atucha I, Atucha II, Atucha III y Embalse), transformándola en una de las empresas de generación de energía eléctrica más importantes del país.
    Por su parte, la construcción de la quinta central se iniciará en 2020. Esta planta estará asentada en la Provincia de Río Negro, tendrá una potencia de 1150 MW y utilizará tecnología china con diseño PWR. La instalación de dicha central requerirá unos 4000 puestos nuevos de trabajo directos.
    Como parte de las negociaciones para su construcción se prevé también la transferencia de tecnología, tanto del reactor como de la fabricación de los elementos combustibles, lo que representa un desafio para todo el sector nuclear argentino y especialmente para las empresas proveedores de servicios e insumos.
    Las centrales demandarán una inversión de USD 14.000 millones de dólares, de los cuales el 85% será financiado por un crédito chino, que tendrá un plazo de 20 años y que contará con un período de gracia de 8 años, por lo que se empezaría a pagar cuando las plantas ya estén funcionando.

    La Central Atucha III será similar a la Central de Embalse (foto).

    El Ing. Semoloni y su par de China en la firma del convenio.