• Hoy 20 - Zárate - 10.7° / 11.4°
    • Lluvia
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 93%
  • El proyecto binacional recibió adhesiones del sur de Entre Ríos

    24/5/2017

    Con el correr del tiempo y la necesidad de impulsar el comercio y el turismo de todo el sur de Entre Ríos, comunidades de Villa Paranacito y otros pueblos del sur de la provincia vecina han manifestado su apoyo al proyecto de construir un puente entre Zárate y Nueva Palmira. Conforme al acta de apoyo celebrada en Carmelo a finales de abril, ahora nuevos vecinos quisieron sumarse a la iniciativa para intentar “apurar los tiempos de ejecución” teniendo en cuenta la repercusión causada en ambos márgenes del río Uruguay.
    Nuevamente Carmelo fue el punto de encuentro para la firma de otra acta complementaria de apoyo y adhesión a la construcción del puente. En esta oportunidad, sala “Independencia” de la Casa de la Cultura de Carmelo recibió a más de 50 personas que llegaron para rubricar su firma desde Villa Paranacito en compañía del cónsul argentino en Colonia, Daniel Plaza; la edil de la ciudad entrerriana, Carolina Konecny; el subsecretario de Justicia del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Juan Jose Rosso; el arquitecto Ricardo Portela Taboada, del grupo Pro Apoyo al puente en Argentina; Sergio Yusef Neme en representación de los Residentes Uruguayos de Zárate- Campana; y los intendentes de Carmelo y Dolores.
    La obra consta de la construcción de un puente carretero internacional a construirse sobre el tramo argentino- uruguayo del río Uruguay inferior, pocos kilómetros antes de la desembocadura de este en el Río de la Plata. La traza propuesta consisten en una ruta asfaltada que, comenzando en el sur de la provincia de Entre Ríos en la cabecera norte del Complejo vial Zárate- Brazo Largo, se extenderá por alrededor de 38 kilómetros marchando sobre un terraplén hasta alcanzar el punto donde el río Gutiérrez desemboca en la ribera occidental del río Uruguay, El proyecto permitirá unir a las dos capitales de Buenos Aires y Montevideo con una ruta de aproximadamente 400 km y generar una corriente de desarrollo importante en el sur entrerriano y en los departamentos uruguayos de Colonia y de Soriano. De acuerdo al proyecto original, el impacto ambiental sería moderado al tratarse de terraplenes paralelos a la corriente del Río Paraná, y de altura relativamente baja. Además planificaban construir un distribuidor de empalme sobrenivel con la ruta nacional argentina N° 12 (km 115), en el tramo comprendido entre el puente del arroyo Negro y el del arroyo Brazo Largo, ya en la Provincia de Entre Ríos. Luego de allí la ruta tomaría hacia el este en un tramo de 21,4 km de ruta sobre terraplén en paralelo a la costa norte de los ríos Paraná Guazú y Paraná Bravo en lo que concierne a las obras que se construirían en la zona más cercana a Zárate. El puente principal tendrá cuarenta metros de alto y doscientos metros entre sus pilotes principales. Además se extenderá a lo largo de dos kilómetros sobre el Río Uruguay y contendrá dos viaductos; además de incluir tres puentes menores. La obra demandará unos 200 millones de dólares e implica un total de cincuenta kilómetros de ruta entre la ruta argentina 12 y las rutas 12 y 21 en las cercanías de Nueva Palmira.
    Esta propuesta original fue realizada por el grupo empresario argentino SORS S.A. (anteriormente llamado Special Organizative Services S.A) que estaba interesado en realizar y financiar toda la obra de forma privada y con un recupero del costo mediante un sistema de concesión de obra pública, con el cobro de transitar por el complejo a los futuros usuarios por medio del sistema de peaje desde el comienzo de la explotación de la concesión. Este grupo aseguró que la construcción solo demandaría 2 años, previendo el retorno de la inversión.

    Sería el cuarto puente binacional

    Actualmente hay tres pasos carreteros que conectan nuestro país con Uruguay; el “Paso Internacional Gualeguaychú- Fray Bentos” denominado Puente Internacional “General San Martín”, sobre el Río Uruguay, uniendo a las ciudades de Gualeguaychú y Fray Bentos, departamento de Río Negro (Uruguay), que cuenta con 21 mil habitantes. Su construcción comenzó en el año 1960, a cargo de una comisión binacional. En 1967 los dos países firmaron un acuerdo de ratificación y en 1972 dio comienzo la construcción, avalada por el Consorcio Puente Internacional, con un costo de 21,7 millones de dólares. Se inauguró finalmente el 16 de septiembre de 1976.
    En segundo orden se encuentra el puente General Artigas que une las ciudades de Colón (provincia de Entre Ríos) y Paysandú (departamento de Paysandú, Uruguay). Fue inaugurado el 10 de diciembre de 1975 y tiene un largo total de 2.350 metros con una altura de 34 metros.
    Y por último se encuentra una obra monumental de ingeniería que también funciona como un paso binacional, se trata de la central hidroeléctrica binacional de Salto Grande.
    Esta imponente represa está ubicada en el curso medio del río Uruguay, a unos 15 km al norte de las ciudades de Salto (Uruguay) y Concordia (provincia de Entre Ríos, Argentina). La construcción de la represa se inició el 1 de abril de 1974 y la generación de energía eléctrica comenzó al inaugurarse la primera turbina el 21 de junio de 1979, mientras que el 25 de agosto de 1982 se habilitó el cruce vehicular y ferroviario internacional sobre el coronamiento de la represa.

    Firma del acta compromiso en Carmelo.