• Hoy 20 - Zárate - 9.4° / 11.5&deg
    • Despejado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 57%
  • Ser bombero hoy: entre la inseguridad y la vocación de servicio

    2/6/2017

    A las 8 de la mañana un toque de sirena irrumpiía la fría mañana zarateña pero en este caso no fue por una emergencia sino para la celebración de su día, como todos los 2 de junio.
    Tal como adelantó este medio, en nuestra ciudad se desarrolló un acto muy especial que se inició con la colocación de ofrendas florales en el cementerio local. Luego toda la comitiva se trasladó hacia la plazoleta de Alférez Pacheco y avenida Lavalle, donde participaron del acto oficial a las 11 horas; al cual invitaron a varias entidades locales.
    Como corolario del acto se presentarán las cuatro nuevas unidades adquiridas y para el final el esperado desfile de móviles por la ciudad que acaparará una gran atención de adultos y niños.

    “Nunca vimos, en la historia de Bomberos, este nivel de violencia”
    Una de las formas en que se manifiesta la inseguridad y la violencia se puede reducir a un reciente hecho vinculado a los bomberos, cuando fueron a extinguir un incendio en Pueyrredón y Tala y se encontraron con la agresión de los propios vecinos; que terminó con el parabrisas de una de las unidades roto, y algunos servidores públicos lastimados por la lluvia de piedras.
    “Nunca vimos, en la historia de Bomberos, este nivel de violencia. En algunos barrios la situación se torna conflictiva porque quienes nos agreden son un grupo de vecinos que se oponen a que hagamos nuestra tarea de extinguir las llamas. Luego nos enteramos, como en la mayoría de los casos, que se trata de dos facciones en disputa, que el fuego fue intencional y que terminó siendo parte de esa pelea entre vecinos. Y nosotros en el medio de algo ajeno y con un peligro muy grande porque hay veces que siguen discutiendo o agrediéndose mientras apagamos las llamas. Se trata de vecinos que no entienden que si se prende fuego una casilla de madera, las llamas se podrían extender por la acción del viento y prenderse fuego medio barrio. En algunos vecindarios las casas están muy juntas una de otra”, expresó el presidente de la asociación Bomberos Voluntarios. “Y no podemos no acudir a una dirección el barrio Matadero, por ejemplo, vecindario en el que tuvimos varios problemas de este tipo pero que, con el correr del tiempo, fuimos mejorando la relación; siempre explicando que nosotros cumplimos con nuestro deber. O sea que no podemos no ir o llamar a la policía en medio de la emergencia para que nos acompañen. Nosotros salimos raudamente y no preguntamos; por lo tanto hoy la vocación de bomberos de torna peligrosa por estas otras cuestiones que son nuevas para nosotros en una ciudad como Zárate”, agregó Ríos.
    Otra de las aristas es el robo, el cual ya sufrieron los bomberos locales. O sea aprovechan la emergencia y que la dotación de cinco o seis bomberos se encuentra abocado a apagar las llamas, para robar del móvil cualquier tipo de objeto de valor.
    “Debemos tener ojos en todos lados, en el fuego, en nuestros compañeros y mirando para todos los costados también. Por otro lado, debemos reconocer que mucha gente también se embarra con nosotros y nos ayuda desde que llegamos hasta que nos vamos”, expresó Sebastián “Gonzalito” González, parte del cuerpo.
    Hoy en día el rol del bombero voluntario, como el del médico de guardia, adquiere otro valor en virtud del compromiso altruista con el que encaran su servicio público en una sociedad cada vez más violenta y, particularmente Zárate, con asentamientos y barrios precarios en los cuales es frecuente el incendio de casillas de madera y viviendas. De hecho uno de los móviles adquiridos recientemente es una autobomba “liviana” para que el acceso a estos lugares sea más fácil y continuar brindando respuestas, adecuándose a la realidad zarateña.