• Hoy 20 - Zárate - 9.4° / 11.5&deg
    • Despejado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 57%
  • Organizan un evento de cierre de la obra “Exilios de mi tierra”

    14/6/2017

    El próximo viernes, desde las 17 horas, se llevará a cabo una interesante jornada artística y cultural en el Centro Cultural “Tito” Alberti, en el marco del Cierre de la Muestra Exilios de Mi Tierra, producida por el Profesor Mario Silva junto con sus alumnos de la Escuela de Educación Estética que funciona en calle Pellegrini 760.
    La obra, representa una creación temática y alegórica al exilio forzoso y sistemático dirigido a cientos de familias en nuestro país durante el terrorismo de estado vigente entre 1974 y 1983.
    Durante el evento de cierre, se desarrollará una presentación de Danza y Folklore sobre el Exilio Social; Mesas y Espacio de Lectura de Poesía y Prosa por nuestra Memoria Histórica y las Historias de nuestras Víctimas y una Clase Abierta para toda la comunidad acerca de cómo y por qué se hizo esta producción, a cargo del Prof. Mario Silva.
    En diálogo con LA VOZ, Mario Silva, a cargo de la iniciativa, explicó que la obra se llevó a cabo con 15 alumnos, con edades entre 12 y 18 años, que participan del taller de grabado a su cargo y del taller de pintura mural y arte textil, a cargo de profesora Roció García. “Se eligió el tema del exilio, y a partir de eso, la propuesta fue que los chicos empezaran a buscar información sobre la temática, sobre todo de personas y familiares exiliados de Zárate”, detalló el docente.
    Dentro de las actividades realizadas, los alumnos entrevistaron vía internet al matrimonio Pasamani-Cali, exiliado en Holanda y a Reino Hiétala, exiliado en Finlandia. Mientras que en la ciudad, entrevistaron a los familiares de aquellos que debieron abandonar su tierra.
    “A partir de esas entrevistas, la idea era que los chicos pudieran comprender que era el exilio, y que fue una forma más de violencia ejercida por la dictadura, porque fue forzar a las personas a irse de su lugar de origen. A partir de comprender la historia, los alumnos pensaron en las entrevistas para poder expresarla artísticamente. Con eso empezó a surgir el simbolismo, y la propuesta fue hacer una instalación artística”, relata Silva y agrega: “La primera propuesta fue la de un árbol representando las raíces ancladas en la cultura zarateña; esas raíces tuvieron que crecer y desarrollarse en otro lugar. Del árbol cuelgan hojas que expresan diferentes frases de las entrevistas, como simbolismo del peso o la carga que tiene la vida de las personas exiliadas”.
    La actividad, representó para los jóvenes el descubrimiento de una temática que desconocían, por lo cual, algunos miembros del grupo oriundos de otros países, lo relacionaron con los procesos personales que atravesaron al radicarse en otra ciudad lejos de su sitio de origen. “Comprendieron este desarraigo que lo sufre cualquier persona, y más los que lo sufren a la fuerza. Fue una experiencia de aprendizaje muy significativa. Producir un proyecto en conjunto fue muy valioso porque establecieron vínculos y relaciones, sirvió para que ellos entendieran de qué se trata el arte, cómo es expresar un mensaje y llegar a la sociedad de forma independiente, y así desarrollar su propia autonomía e identidad”, sintetizó Mario Silva.
    En la misma línea, el profesor destacó la experiencia vivida en Chapadmalal en el marco de un encuentro provincial, donde los alumnos tuvieron su espacio para montar, exponer y contar el proyecto.
    En su reflexión personal, Silva concluyó: “Para mí significó un proyecto de poder guiar a un grupo de alumnos a concretar una obra artística; me da mucha satisfacción y orgullo, es una experiencia que en mi carrera profesional significa mucho”.