• Hoy 9 - Zárate - 4.5° / 5.3°
    • Nublado
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 63%
  • Con el calor, sigue el problema de los cortes eléctricos

    27/12/2017

    Está terminando un diciembre muy complicado respecto a lo energético, con tarifas que volverán a aumentar en un 50% desde febrero a nivel local, fuertes tormentas, ráfagas de viento que en algunos casos superaron los 60 kilómetros por hora y altas temperaturas. Esta situación generó una sucesión de cortes de energía eléctrica que provocó enojo en muchos usuarios el jueves, el viernes, el sábado y el lunes de Navidad.
    En principio, y más allá de las tormentas, usuarios de la zona rural y La Florida volvieron a poner el foco en la “pésima” calidad del servicio. En otras palabras, denunciaron que padecen varios “picos” de tensión y los 220 volts que debería entregar la distribuidora no son constantes.
    Cabe recordar que la Cooperativa Eléctrica de Zárate (CEZ) había realizado una tunelera para abastecer a la zona rural desde otra línea de media tensión y así mejorar el servicio allí pero, al parecer, no hay resultados positivos en virtud de lo comentado por los vecinos.
    Respecto a las tormentas del jueves y el viernes, los cortes de luz provocados por la caída de ramas, y algunos postes, dejaron sin energía a la mayoría de los vecinos de la zona rural y muchos barrios periféricos, especialmente el viernes a la noche y la madrugada del sábado.
    Lo que enojó a los vecinos no fue el corte sino el prolongado tiempo de reposición del servicio durante toda la jornada del sábado 23. Barrios como El Mangrullo, Camino Viejo (Ruta 31), Escalada y Paraje Ortiz mostraron su malestar ante la falta del servicio que se extendió durante la mañana del sábado.
    En este sentido, otro corte se registró en la mañana del lunes 25 de Navidad en la zona rural de Escalada y Paraje Ortiz sin ningún tipo de aviso previo de parte de Cooperativa Eléctrica.

    Pudo ser una tragedia en Noya al 1300
    Este medio publicó un hecho sucedido el jueves pasado a la tarde, cuando un cable de 13,2 kV se fundió, literalmente, a raíz del consumo, y cayó a tierra. En realidad cayó a la vereda envuelto en una bola de fuego sobre la vereda de Rómulo Noya al 1300. Esto, verdaderamente, pudo ser una tragedia porque había mucho movimiento comercial en esa cuadra a raíz del supermercado ubicado sobre Ubaldo Fernández.
    Esto fue denunciado públicamente por los vecinos días después; fue por ello que se cortó el tránsito, intervino un móvil policial y llegaron al lugar, técnicos de la CEZ. Pero lo más “indignante” para los frentistas fue que luego de semejante episodio que pudo haber electrocutado rejas y hasta fulminado a cualquier transeúnte; la cuadrilla técnica volvió a remendar el cable y colocarlo en el alimentador ubicado en la esquina; “ese cable, en cualquier momento, volverá a cortarse porque no hay mantenimiento del servicio. Cuando le pedimos a la cuadrilla que reemplace ese cable nos dijeron que no tenían cables para tales tareas”, reclamó un vecino de la cuadra.

    Cuadrilla de la CEZ trabajando la semana pasada en la calle Rómulo Noya.