• Hoy 20 - Zárate - 12.1° / 13.8°
    • Lluvia
    • Presión 1025 hpa
    • Humedad 80%
  • Sigue paralizada la planta de Pampa Energía

    3/8/2018

    Los trabajadores de Pampa Energía, cuentan por estos días casi un mes de paro de actividades en la planta, en el marco de la medida de fuerza suscitada a partir de los despidos registrados semanas atrás.
    En el mes de abril, la empresa presentó un Procedimiento Preventivo de Crisis en el marco de las intenciones de cerrar una de las dos plantas productivas instaladas a pocos metros de la Ruta 6 en Zárate, donde trabajaban alrededor de 22 operarios. Al desatarse el conflicto, a través de las reuniones entre el gremio químico y el directorio de la empresa, se decidió abrir un retiro voluntario, al cual accedieron 20 trabajadores. A pesar de esto, días después la empresa efectivizó 15 nuevos despidos, lo que derivó en medidas de acción directa por parte de los trabajadores, que al día de hoy acumulan 29 días de paro.
    Al presentar el Procedimiento Preventivo de Crisis, la empresa también pidió ejecutar una baja salarial del 40 por ciento, despidos y la implementación de la multiplicidad de tareas para los trabajadores que permanecieran en actividad. Asimismo, según comentaron los trabajadores apostados en las puertas de la planta a este medio, la empresa presionó al gremio para que los operarios acepten las condiciones que violan el Convenio Colectivo de Trabajo, o de lo contrario, se producirían más despidos.
    Ante este escenario, los trabajadores dieron inicio a un acampe frente a la fábrica y al cese de actividades; por estas horas, el personal se encuentra ingresando a la planta, pero sin llevar a cabo ninguna actividad de producción, en solidaridad con los despedidos y en pedido por su reincorporación. Por otra parte, según informaron fuentes gremiales, algunos de los trabajadores que fueron desafectados, se plegaron al retiro voluntario ofrecido por la empresa, pero las autoridades de la fábrica les comunicaron que esto sería posible, si el resto de los trabajadores de planta, accedían a las condiciones impuestas, lo cual fue negado de manera rotunda.

    Trabajadores y el Sindicato Químico acampan en el ingreso a la planta.