• Hoy 23 - Zárate - 15.6° / 15.8°
    • Lluvia
    • Presión 1017 hpa
    • Humedad 98%
  • Preocupación en el Municipio por la quita del Fondo Sojero

    18/8/2018

    La decisión del Gobierno Nacional de derogar el decreto que creaba el Fondo Federal Solidario (FFS), generó un profundo impacto en distintos municipios de la provincia de Buenos Aires; en el caso Zárate, según advierten desde el Ejecutivo Municipal, el escenario no es menos preocupante, dado que el Municipio dejará de recibir alrededor de $15 millones.
    En diálogo con LA VOZ, el secretario de Desarrollo Económico, Leonel Soto, se refirió a los decretos impulsados por el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, donde avanza sobre las retenciones a la soja, reduciendo el reintegro a las exportaciones y eliminando el Fondo Federal Solidario, también conocido como “Fondo Sojero”.
    El escenario a corto y mediano plazo es preocupante para los municipios, que ya se han manifestado en contra de la decisión del Gobierno Nacional. Según explicó Soto, es de $25 mil millones el monto que representa el 30% de lo recaudado por Estado Nacional por retenciones a la soja, lo cual tenía como destino ser repartido entre las 24 provincias. De esa suma, $5 mil millones debían ser distribuidos entre todos los municipios bonaerenses.
    “Lamentamos lo que está pasando, cuando se toman medidas macroeconómicas en el sentido inverso de la sociedad, las pagan los que menos tienen, la paga la gente; y la cara la tienen que poner los intendentes. Es fácil cuando uno administra en la abundancia y tiene para gestionar un Estado presente que atiende lo social, lo político y la infraestructura. El problema es cuando tenemos que administrar la miseria, cuando los recursos siempre tiran a menos. Las consecuencias de las políticas macroeconómicas terminan explotando en los distritos. Son los intendentes y sus equipos de trabajo los que terminan haciendo asistencialismo, conteniendo la falta de trabajo, y lo que generan las malas medidas económicas”, definió el funcionario.
    Para Zárate –explicó- la eliminación del “Fondo Sojero” significa la quita de 15 millones de pesos, que tenían destino en obras de veredas, cordón cuneta, entre otras. “Hago hincapié en las decisiones macroeconómicas, porque también esto tiene que ver con la quita del 6% que percibían los municipios en concepto de retención de la tarifa eléctrica. Lo que representa, nada más y nada menos, que $70 millones menos en las arcas municipales, cuando tenemos una realidad política y social en la que los municipios cada vez se hacen cargo más de cosas, que son facultades delegadas de la Nación en las provincias, como la seguridad y la educación”, cuestionó Soto.
    Por esto, remarcó como “una responsabilidad institucional” dar a conocer el impacto que tendrán en el plano local estas medidas: “Nuestro país no es que va a entrar en llamas, ya está en crisis. Creo que irremediablemente vamos a una crisis económica. Estamos hipotecando cada vez más el país con las recetas del FMI, y financiando la fuga de dólares con deuda internacional. El escenario es muy complicado, a nosotros nos preocupa muchísimo porque su repercusión va a ser en lo social. Porque cuando se acumula desempleo, miseria, falta de empleo y recursos en los barrios, y vas desfinanciando al Estado Municipal, hay que empezar a tapar agujeros y no gestionar la Municipalidad como corresponde”.
    Este escenario, achica irremediablemente el margen de acción para las gestiones comunales; por eso, según señala el Secretario de Desarrollo Económico, es momento de “optimizar los recursos, cuidarlos más que antes, y fundamentalmente, ponerle el hombro a la situación”. En lo que respecta a Zárate, esta medida cae en un contexto de imprevistos para el Ejecutivo Municipal, que implican importantes desembolsos de dinero: “Cuando se nos complica el escenario de la recolección de residuos, el municipio pasa de pagar $400 mil por mes, a $8 millones. Anualmente, son $96 millones que el Municipio no tenía presupuestado para este año. Se nos quitan $15 millones como el del FFS, se nos quitan $70 millones más del 6% de la tarifa eléctrica, y la verdad es que no son los intendentes los que decidieron hacer un impuestazo del 300% como se dio en el caso de la luz”. A esto, se suman las consecuencias que podría generar la modificación del Fondo de Financiamiento Educativo, donde la idea planteada por el oficialismo en el Senado de la provincia de Buenos Aires, es llevar ese porcentaje de afectación específica para invertir infraestructura educativa –actualmente en el 40%- al 90% del Fondo Educativo en el caso de los distritos del Conurbano y 85% en el interior.
    Desde el Ejecutivo Municipal vislumbran un pronto impacto de las políticas económicas en el plano social. Según pudo averiguar este medio, en las últimas horas, el intendente Osvaldo Cáffaro convocó a una reunión de gabinete, donde impartió las directivas para implementar un plan de contingencia social y una readecuación de partidas y recursos “para orientarlas hacia la gente que más está sufriendo”. “Hay casos en nuestro territorio donde la gente nos está pidiendo comida. Creo que la realidad es más preocupante por las secuelas que va a dejar socialmente y de la forma hipotecada que va a dejar el país”, analizó Soto y, haciendo hincapié en las responsabilidades de los municipios y la discusión por autonomías, concluyó: “Los municipios son lo que ponen la cara con la gente, y que soportan como primer escalón del Estado, a la protesta y la zozobra, cuando la culpabilidad es de las malas políticas del gobierno nacional”.

    Leonel Soto dialogó con LA VOZ.