• Hoy 22 - Zárate - 6.1° / 7.8°
    • Despejado
    • Presión 1023 hpa
    • Humedad 48%
  • “Vamos a pedir que 340 trabajadores se incorporen en otros puestos en empresas tercerizadas”

    10/9/2019

    El Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) Zárate-Campana explicó que ante la cancelación de producción de autos en Honda continuarán reuniéndose con representantes de la empresa automotriz para emplear a los 340 trabajadores que en mayo del año que viene quedarán desempleados del sector en la planta de Campana.
    “Lo que vamos a pedir es que los 340 trabajadores desocupados se incorporen en otros puestos de trabajo en empresas tercerizadas ya que el rubro motos se fortalecerá. Además está previsto el desarrollo del chásis de la motocicleta Honda Wave en Campana así que también lucharemos por esos puestos de trabajo. Trataremos de buscar, por todos los medios posibles, reubicar a estos trabajadores que son mano de obra calificada y que conocen de la dinámica de la empresa”, explicó Diego Yaquemet, uno de los delegados generales de Smata Zárate.

    La empresa japonesa dejará de producir autos en la fábrica de Campana.

    El cierre de la firma
    El “combo económico” que determinó el cierre de la planta fue la baja del consumo interno, la falta de previsibilidad a largo plazo y la alta presión impositiva, que derivó en una decisión corporativa indeclinable de parte de casa central.
    Por lo tanto, la marca japonesa abandonará la producción del modelo SUV H-RV el cual será importado desde Brasil; y concentrará toda su producción en motos en la planta de Campana.
    La HR-V iba a tener un ritmo inicial de 15.000 unidades, de las cuales 70% iban a ser destinadas al mercado de Brasil, pero las expectativas debieron aplacarse por la crisis económica en el país vecino y la empresa concentró casi toda su producción para el mercado interno, pero a la vez debió contraer su ritmo de producción a no más de 9 mil unidades por año.
    En 2011, la automotriz japonesa inauguró la planta en Campana, después de un período de incertidumbre debido a que no se terminaba de consolidar el proyecto.
    En tanto en el 2006, Honda concretó la instalación de otra fábrica de motos en Florencio Varela que, unos 10 años después y también bajo la gestión de Mauricio Macri, decidió cerrar para concentrar toda su actividad en Campana.