• Hoy 1 - Zárate - 14.5° / 16.2°
    • Nublado
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 62%
  • “Eran dueños de nuestras vidas, decían quién moría y quién vivía”

    12/9/2019

    En la mañana de ayer, Lidia “China” Biscarte y el concejal José “Beto” Bugatto, convocaron a una conferencia de prensa, donde brindaron declaraciones luego de ampliar sus testimonios en la causa contra el médico Edgardo Di Nápoli, acusado de privación ilegítima de la libertad, en hechos ocurridos durante la última dictadura militar.
    Ya han pasado 43 años del golpe de Estado de 1976 que instauró la más cruenta dictadura militar argentina. A casi medio siglo de aquello, sus víctimas aún siguen luchando para que todos los responsables tengan la pena que les corresponde.
    Fue “La China” Biscarte quien comenzó narrando detalles de aquel día del año 1983, en el que, embarazada de su hijo, esperaba atención médica en el Hospital Zonal Virgen del Carmen. Mientras aguardaba su turno en la sala de espera, oyó la particular voz de un hombre, al que inmediatamente asoció con aquel hombre, al que apodaban “El Chancho”, y que durante sus días de secuestro la examinó en distintas oportunidades, para constatar cuánta tortura más podía resistir.
    Lidia preguntó por esa persona, consiguió un nombre, y lo anotó. Supo desde ese momento, que “El Chancho”, nombre en clave que utilizaban los torturadores para no dar a conocer su identidad, era en realidad el médico clínico Omar Edgardo Di Napoli, quien habia tenido participación en secuestros que tuvieron lugar en el Arsenal, en el buque ARA Murature y en la Comisaría 1ra.
    “Dale que resiste”, recuerda aún “La China” en la voz de Di Napoli, a quien denunció ante la Justicia. En 2013, un nieto de Biscarte se descompuso en su casa y debió solicitar el servicio de emergencias de Semzar. Una ambulancia llegó a su domicilio y de allí bajaron dos hombres; uno de ellos, era Di Napoli. “Es tal la impunidad, que se atrevió a ir a mi casa, sabiendo que yo lo había denunciado”, señala. Enseguida, se puso en contacto con su abogado para narrar lo sucedido. Algunas semanas después, el médico sería detenido y trasladado a prisión hasta la resolución del Juicio en curso.
    Segun detalló “Beto” Bugatto, aún falta la ampliación de testimonio de alrededor de 6 personas. El concejal, tambien destacó la labor periodística que colabora en la difusión de estos sucesos, para que las generaciones más jóvenes puedan dimensionar la magnitud de lo ocurrido.
    “Las torturas eran terribles, con mucho sufrimiento, muchos gritos, fue algo despiadado”, relató el edil quien fue secuestrado el 24 de Marzo de 1976, cuando fue a la Comisaría a buscar a su padre, quien por entonces era intendente y que también había sido detenido por las fuerzas militares. Recientemente, también brindó testimonio en la causa que investiga la participación de Di Nápoli, narró las torturas y vejaciones que sufrió durante su detención y el rol de los médicos, como el caso de Di Napoli, quienes examinaban a las víctimas y definían hasta donde podían seguir las torturas. “Eran dueños de nuestras vidas, ellos decían quién moría y quién vivía”, agregó Biscarte.
    Respecto a cómo vivieron este proceso judicial, que implica revivir en la memoria cada detalle de lo acontecido, Bugatto señaló: “Uno lo vive con mucha tristeza, tal es así que lo decimos en los medios pero en casa no lo hablamos porque la familia sufre muchísimo. Lo hablamos acá para que toda la gente se entere lo que pasamos y para que nunca más suceda. Fue un acto genocida, fueron militares que atacaron a sus conciudadanos dentro del país”.
    “Lo que a mí me hicieron no me lo voy a olvidar mientras tenga un hilo de vida, siempre lo conté y lo contaré”, completó Biscarte.
    Ambos, también expresaron su repudio a los “Casamientos Emblemáticos” que tuvieron lugar días atrás en el predio de Prefectura Naval, suscribiendo al comunicado difundido por organizaciones de Derechos Humanos y gremios.
    Por último, Bugatto destacó que días atrás estuvo presente en Capital Federal, en un homenaje realizado a Taty Almeida, referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, a quien se le hizo entrega de una estatuilla. “Taty hace sobresalir a la mujer por su corazón, su fuerza, el amor y la paciencia que le ponen a todo esto, para que aparezcan los desaparecidos”, expresó Bugatto.

    Biscarte declaró en el juicio en el Tribunal Oral Federal Nº 2 de San Martín.