• Hoy 22 - Zárate - 6.1° / 7.8°
    • Despejado
    • Presión 1023 hpa
    • Humedad 48%
  • Muchas empresas radicadas en Zárate tuvieron menos producción en el 2019

    31/12/2019

    La industria argentina protagonizó la mayor caída mundial para este sector clave del desarrollo económico, entre el 2016 y el 2019.
    Los datos se desprenden de las estadísticas de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y muestran una baja durante el período de 12,2%. El segundo puesto fue para Jordania, con una merma de 10,5%, y el podio lo completó Burundi con una de 2,6%.
    Estos números se registraron a raíz de la fuerte contracción del mercado interno y la primarización exportadora, es por ello que la industria local no dejó de caer desde abril del 2018. De hecho, estos días la Unión Industrial Argentina (UIA) publicó el informe industrial de octubre, que volvió a registrar una baja de 2,9% interanual.
    El Centro de Estudios de la UIA mostró además que en septiembre el empleo en el sector sufrió un deterioro de 4,5% interanual, según los últimos datos disponibles del SIPA. Así, se perdieron 51.263 puestos en un año. Contra septiembre, esa variación negativa fue de 0,3%, lo que implicó que sólo en un mes se destruyeron 3.695 puestos. Al efecto de una demanda interna contractiva, por la baja del salario real y el propio deterioro en el empleo, se le sumó la mencionada primarización exportadora. Además en los primeros diez meses del año, la industria cayó 7,1% interanual. Con todo, en octubre se registró una recuperación de 4,9% contra los niveles de un pésimo septiembre, cuando el efecto de la devaluación posterior a las PASO pegó de lleno, junto con el pico de tasa de interés de las Leliq en 86%.
    CAIDA DEL CONSUMO ELECTRICO
    Como parte de este contexto, y por el perfil industrial y logístico local, Zárate también tuvo una merma importante en el rubro y uno de los indicadores más importantes es el consumo eléctrico.
    De hecho la Cooperativa Eléctrica de Zárate (CEZ) había advertido el año pasado sobre “caídas” abruptas en diferentes rubros industriales, alertando sobre el presente del sector industrial. Es que cuando baja el consumo eléctrico, significa que también lo hace la producción de forma directa.
    En mayo de este año la CEZ mostró que la actividad industrial cayó un 31%; pero luego de la última devaluación post Primarias de agosto, la actividad está cerrando un año “negro” con un 37% de caída del consumo eléctrico, que es equivalente a la actividad industrial. Se produjo un 37%, linealmente.
    “Un número claro, contundente, que nosotros registramos en nuestros marcadores. La energía se mide, y es 37% menos de actividad consumo industrial. No sabemos si paran líneas o máquinas, es decir con la capacidad instalada. Pero esto es una parte del problema, la baja del consumo, la otra parte es que muchas empresas que producen para el mercado interno nos pidieron, como proveedor, estirar la cadena de pagos. Hoy muchas empresas están pagando a 60 o 90 días a sus proveedores, y en esta lista también está Cooperativa. Entonces para sostener todo el sistema industrial hubo que negociar con estas empresas la forma de pago, y se extendieron a 90 y 120 días. Algo que también habla de este mismo tema, una baja considerable en la actividad industrial”, confirmó el presidente del Consejo de Administración de Cooperativa Eléctrica, José Luis Mangini.
    MERCADO INTERNO AFECTADO
    Respecto a la baja en el consumo industrial, el titular de la CEZ detalló que las empresas más afectadas del parque industrial, a nivel productivo, financiero y laboral, fueron precisamente aquellas que poseen su producción apuntada al mercado interno, que resultaron ser las más impactadas por la suba del dólar, la caída de consumo y la mayoría de las variables de la macroeconomía que afectaron al vecino, al comerciante y a toda una planta industrial.