• Hoy 19 - Zárate - 7.9° / 8°
    • Despejado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 45%
  • Una joven de 23 años casi se ahoga en la Costanera

    10/1/2020

    Alrededor de las 16:35 y cuando la sensación térmica superaba ampliamente los 30 grados; un grupo de jóvenes se metió al río a refrescarse en una zona prohibida para bañarse, pese a que antes allí estaba instalado el viejo balneario municipal.
    Dentro de ese grupo se encontraba una joven de 23 años que por razones que se desconocen dejó de hacer pie y tuvo que ser auxiliada por las personas que se encontraban en el lugar.
    Una vez fuera del río, llamaron a la Prefectura y DPU que se acercó con una ambulancia del SEMU. Finalmente fue trasladada al hospital local por un estado nervioso propio de la situación que le tocó vivir. También intervino Prefectura en el incidente.
    Cabe señalar que el río está muy bajo en su nivel, y que hay una gran explanada de barro hasta que comienza el agua. Tal situación provocó que los bañistas deban caminar varios metros río adentro para refrescarse.
    Todos los veranos, la misma postal
    La advertencia sobre la prohibición de baño en gran parte de la costa pública de la ciudad es clara. En realidad se prohíbe por ordenanza meterse al río.
    En Zárate los únicos lugares habilitados son los dos clubes náuticos y el Centro Recreativo Héroes de Malvinas (ex COM) porque hay guardavidas y una zona exclusiva con boyas.
    Sin embargo hay dos situaciones más que deben ser tenidas en cuenta para analizar de forma objetiva la situación de Zárate y sus costas. En principio que fueron desmanteladas las instalaciones del balneario, primero para refuncionalizar toda esa zona con oficinas municipales pero que en la actualidad se trata de un predio abandonado, que no está en obra, pese a que se anunció la construcción de un centro de rehabilitación kinesiológica municipal y que, finalmente, no encontró el financiamiento debido.
    En reiteradas oportunidades se les consultó a funcionarios por la reubicación de un balneario municipal pero han reconocido que, por el momento, no está planificado como así tampoco la creación de un camping. Hoy la zona de carpas se ubica en un baldío alambrado, sin ningún tipo de servicios ni seguridad para los vecinos que van y clandestinamente se instalan con la carpa allí. Otra de las situaciones que deben contemplarse, a la par de las advertencias por la prohibición de baño, es que en Zárate no existe una escuela de guardavidas; pese a que hay un proyecto presentado en La Plata y que Zárate cuenta con una extensión
    De hecho el ex remero, Mariano Sosa, hoy inspector del Área de Educación Física distrital había expresado el año pasado la necesidad de crear una escuela pública de guardavidas ya que las escuelas de la región son privadas.
    “Además significaría una importante salida laboral para muchos estudiantes y profesores de educación física dado que hay campings que podrían necesitar de este servicio y muchos clubes y campings sindicales con pileta”, había comentado Sosa en el verano pasado; cuando nuevamente se había presentado la misma situación de gente bañándose en el río y en zonas prohibidas para tal acción.
    Los peligros de bañarse en zonas prohibidas
    El municipio de Zárate recalca todos los veranos que nadie puede bañarse en el río porque las zonas nos son aptas, no están delimitadas, no existe el servicio de guardavidas y la profundidad alcanza los 25 metros, ya que el lecho del río baja abruptamente, en forma de barranca, a pocos metros de la costa.
    Además el Paraná de Las Palmas tiene muchos remansos y remolinos en la zona cercana al puente y resultan de mucho peligro para cualquier bañista.

    Personal de Prefectura auxilió a la joven que fue trasladada al Hospital.