• Hoy 12 - Zárate - 5.7° / 6°
    • Despejado
    • Presión 1023 hpa
    • Humedad 70%
  • Delincuentes robaron y provocaron destrozos en una vivienda ubicada en Villa Massoni

    23/1/2020

    Cuando la familia Kawka regresó a su vivienda ubicada en Villa Massoni en la noche del pasado sábado, dos cosas les llamaron la atención y despertaron su preocupación: la luz de un garage habían dejado apagada, se encontraba encendida; y la puerta principal de ingreso a la propiedad, se encontraba bloqueada desde adentro.
    Dos horas antes, cerca de las 20.30 de ese mismo sábado, los dueños de la vivienda habían salido al cine y regresaron solo a recoger algunas cosas, antes de ir a cenar. Ante ese escenario, decidieron dar aviso a la policía y a los pocos minutos un móvil policial llegó a la concurrida esquina de Avellaneda y Estrada. Los agentes colaboraron con la familia para lograr abrir la puerta que estaba trabada con un mueble y ahí, el panorama fue desolador.
    Aun no se sabe el número de delincuentes que ingresó a la finca; pero lo que se sabe, es que ingresaron forzando una reja con un criquet que desprendieron de la pared. Una vez adentro, comenzó la faena: a los sujetos no les alcanzó con llevarse una suma de dinero, una pareja de anillos de gran valor sentimental, dos pares de zapatillas, unas camisas y una tablet. Pero también, se llevaron un whisky importado y algunos vinos.
    Los ladrones trabajaron con tiempo, y hasta existe la hipótesis de que siguieron a las victimas mientras desvalijaban la casa; mientras tanto, los que ejecutaban el robo en la propiedad comenzaron con los destrozos. Vaciaron una gran cantidad de mercadería sobre los distintos ambientes de la vivienda, rompieron los zócalos, desparramaron ropas, papeles y objetos personales con una saña y una impunidad descomunal. Todo esto, en un total anonimato; afuera, la ciudad seguía con su ritmo normal.
    Se presenta aquí el drama de los instantes posteriores al hallazgo de tal estado de vulneración. Los dueños de la vivienda, dos personas mayores que desde hace cuarenta años residen allí, sufrieron ataques de pánico y un profundo dolor por lo acontecido. “Es difícil arrancar después de un hecho así; no te sentís seguro ni en tu propia casa. No puede ser que tenga que agradecer que mis papás no hayan estado en su casa. Es terrible, no puede ser que vivamos así, lo que podían llevarse estaba a la vista, no había necesidad de que destruyeran la casa de ese modo”.
    Tras el hecho, se acercó al lugar personal de policía científica, además del personal policial local y funcionarios de la fiscalía de turno. Durante la jornada de ayer, la familia realizó una ampliación de la declaración que consta en la denuncia en la Comisaría 1ra. La investigación, ahora se volcará a analizar las cámaras de seguridad de la zona, a fin de obtener detalles que sirvan como aporte para el esclarecimiento de los hechos y la identificación de los delincuentes.

    A %d blogueros les gusta esto: