• Hoy 30 - Zárate - 24° / 24.8°
    • Despejado
    • Presión 1018 hpa
    • Humedad 31%
  • “El consenso mayoritario es independizarse de Zárate”

    28/1/2020

    Si alguien conoce de luchas y de autogestión, de pasillos y “rosca parlamentaria” son los limeños reunidos en la Asociación para la Autonomía de Lima (APAL).
    Ellos vienen desde hace catorce años visitando la gobernación platense, las legislaturas y reuniéndose con varios funcionarios estatales para reclamar su división de Zárate y alzarse como un nuevo partido.
    Tal lucha sostenida en el tiempo llamó la atención de alumnos de la Escuela Evangélica Hotton, de alumnos de la Universidad Nacional de La Plata, de la carrera Derecho y del Instituto 15 de Campana, de un alumno de la carrera de Comunicación Social.
    Es por eso que este año regresarán, como lo han hecho en otras trece ocasiones, para pedir la autonomía en el Congreso y el Senado bonaerense.
    Para ello se han vuelto a reunir con la diputada Sandra Paris, a fines del año pasado, y con la senadora provincial Agustina Propato, del Frente de Todos.
    Un año de movilizaciones
    A principios de año la entidad se movilizó a la Ruta 9 para reclamar a la empresa concesionaria del peaje, “Corredor Panamericano Nº1 SA” que no comience a cobrar a los limeños en el marco de un pedido generalizado de todo los limeños, aduciendo que las cabinas se encuentran a la mitad del Partido de Zárate y no tienen otra vía alternativa segura y en condiciones viales óptimas para circular. Finalmente tuvieron éxito, y casi toda la energía se fue en esta lucha.
    Por otra parte, en el 2017 fue el período en el que encontraron más eco parlamentario ya que su proyecto de autonomía obtuvo el despacho favorable de dos comisiones.
    “El consenso mayoritario de toda la población en independizarse de Zárate es la clave”, sostuvo un integrante de APAL.
    Otro punto central del pedido de independencia es la actual instalación de dos centrales nucleares y la posibilidad de que se radique una tercera. “En el caso de Lima hay algo fundamental, que se trata de un polo nuclear y los próximos proyectos energéticos de este gobierno. La provincia de Rio Negro, a través de sus dirigentes y habitantes le dijo que no al emplazamiento de una Central Nuclear, por lo cual la “licencia social” otorgada por los limeños desde hace más de 40 años; hace que las condiciones estén dadas para que sea Lima el lugar de instalación de ambas centrales luego de la negativa de los rionegrinos ¿Existe en el mundo alguna localidad de más de 18 mil habitantes con capacidad de contener a un complejo nuclear de cuatro usinas nucleares, un reactor de 25 Megavatios como el CAREM y más proyectos de termoeléctricas en carpeta y no tener la posibilidad de desarrollo real con decisiones propias de su sociedad y su voluntad popular? Que la localidad de Lima sea un nuevo municipio de la provincia de Buenos Aires ya no pasa por una estrategia de política territorial ¿O sí? ¿Qué pasaría si los vecinos de Lima hicieran valer su `licencia social´ para que la construcción de nuevas centrales no vuelva a pasar por delante de sus narices sin lograr la ansiada autonomía?”, concluyen las preguntas que trasladaron a la comunidad desde APAL.

    Una de la movilizaciones de APAL por la autonomía de Lima.