• Hoy 21 - Zárate - 14.6° / 17.2°
    • Despejado
    • Presión 1027 hpa
    • Humedad 41%
  • Zárate y Campana en fase 3: ¿Cómo se comporta la pandemia en la región?

    3/7/2020

    El Decreto Presidencial 576/20 que entró en vigencia de 1ro de Julio, dispuso medidas de aislamientos más estrictas para las zonas del país que presentan los peores índices de contagios del virus: una de ellas, es el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).
    Tanto la Capital Federal como el cordón de distritos que rodean este núcleo urbano, debieron plegarse a la medida de restricción de circulación previstas por el gobierno y surgió, en ese marco, la incógnita sobre qué ocurriría con distritos como Zárate o Campana, que se encuentran en ese difuso límite entre el AMBA y el resto del Gran Buenos Aires.
    El territorio bonaerense se compone de 135 municipios, de los cuales más de la mitad, ya pasaron a una etapa de mayor flexibilización del Aislamiento Social Preventivo Obligatorio, contemplada como Fase 5, que incluye controles más laxos y una mayor permisión circulatoria de los habitantes. Tanto al sur del AMBA –con distritos como Olavarría, Cañuelas o Brandsen – como al norte de esta región –con distritos como Zárate, Campana, Exaltación de la Cruz, OlavarrBaradero y San Pedro- se observa el desarrollo de municipios en Fase 3 –junto con Olavarría en el centro de la provincia-, mientras que al oeste del AMBA, predomina la Fase 4.
    Ahora bien, aunque la mayor porción de la provincia ya cuente con mayores libertades a la circulación, la cantidad de personas alcanzadas por la disminución de restricciones es inversamente proporcional en comparación con Área Metropolitana, donde se concentran el 95% de los contagios bonaerenses.Según el censo nacional de 2010, esta región tiene 14,8 millones de habitantes distribuidos en 13.285 km2, que representan el 37% de la población total de la Argentina.
    En términos de estadísticas, tanto Zárate como Campana –ambos incluidos dentro del AMBA pero en este caso, exceptuados del DNU 576/20-no presentan grandes diferencias, pero sí se observan perspectivas distintas en cada distrito.
    Aunque ambos se encuentran transitando la Fase 3 con transmisión comunitaria del virus, el intendente de Campana, Sebastián Abella impulsa la idea de “levantar” una serie de restricciones y encarar un rumbo de menores prohibiciones y más habilitaciones, lo cual se evidenció en el especial pedido formulado al gobernador Axel Kicillof, para que la ciudad que administra no volviera a Fase 1.
    Por el contrario, el intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, endureció los controles en los accesos a la ciudad y le dio un nuevo impulso a la plataforma Zarate Cuida con el propósito de disminuir la circulación interna, algo que la gestión municipal no logró controlar en las últimas semanas y que siempre representó un dolor de cabeza. Pero por otra parte, en declaraciones públicas, el Jefe Comunal advirtió a la población que no descarta solicitar la vuelta a la Fase 1, con tal de controlar el escenario local ante la llegada del pico de la pandemia.Surge entonces el interrogante sobre cómo es posible administrar políticas públicas para cuidar a la población, cuando los dos distritos no solo forman parte de un área urbana e industrial de gran proximidad, sino que además comparten un constante flujo de gente, pero con perspectivas tan disímiles.
    Lo cierto, es que Zárate ni Campana se encuentran en una situación privilegiada en este escenario; más aún, si tenemos en cuenta los indicadores que registran los distritos cercanos, en términos de cantidad de contagios, y que ofrecemos a continuación según los datos proporcionados por la Sala de Situación de la Emergencia Sanitaria de la Provincia de Buenos Aires: Pilar, 598 casos confirmados; Escobar, 583; Moreno, 967; Lujan, 171; José C. Paz, 529 y San Miguel, entre otros, con 702.