• Hoy 30 - Zárate - 23.3° / 23.7°
    • Despejado
    • Presión 1018 hpa
    • Humedad 30%
  • El proyecto de “estampillas” para el pago en comercios será tratado por el Concejo Deliberante

    10/7/2020

    Es un tema que adquirió trascendencia nacional porque desde la oposición la presentaron como unas “cuasimonedas” pero, según el Decreto, se trata de vales para que los vecinos los cambien por alimentos y otros bienes de primera necesidad en comercios que quieran adherirse a este programa. Luego los comerciantes podrán canjear estas estampillas a la municipalidad para compensar las deudas municipales que tuvieran. Y aquí es donde radica el objetivo de estas “estampillas”, se trata de la posibilidad de que los comerciantes se pongan al día con su deuda municipal y para los vecinos la posibilidad de comprar comida.
    Lo que se deberá analizar también es cómo será su distribución y cómo se evitará la creación de un mercado “negro” paralelo de compra y reventa.
    En principio, el Ejecutivo confirmó, mediante este Decreto elevado al Concejo Deliberante, que el valor nominal será de cien pesos cada una; ya que su valor era algo que estaba en dudas ya que la depreciación del peso genera que con cien pesos se pueda comprar poca mercadería.
    Por otro lado, se trata de un programa municipal confeccionado de forma conjunta entre la secretaría de Hacienda y Finanzas Públicas y la secretaría de Desarrollo Humano y Promoción Social. Y técnica y legalmente se ampara en el Artículo 89.3 de la Ordenanza Fiscal vigente, que “faculta al Departamento Ejecutivo Municipal a aceptar en pago por los tributos vencidos o a vencer otros valores, como ser el canje por bienes y servicios necesarios para la administración municipal”.
    El motivo del lanzamiento de tal programa es clara para el municipio, ya que vuelve a mencionar que está atravesando una situación financiera “complicada”. De hecho el ejercicio económico del 2019 fue deficitario en 77 millones, lo cual en un presupuesto de 2636 millones de pesos no es importante pero es la primera vez en los últimos doce años que el Ejecutivo gasta más de lo que entra.
    “El justificativo es de necesidad y urgencia, por lo que resulta necesaria la puesta en marcha de la cancelación de deudas tributarias con las mercaderías y/o productos que puedan ayudar a paliar la situación de emergencia alimentaria y sanitaria de las familias zarateñas que se encuentren en grave estado de vulnerabilidad económica, entre quienes se distribuirán las estampillas alimentarias”, argumenta el Decreto.
    Y por otro lado, señala que a raíz de la cuarentena dictada por el gobierno nacional, y la suspensión de términos procesales en todo el ámbito del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires, la Administración Municipal se encuentra “impedida de iniciar los procesos de apremios tendientes a lograr el cobro judicial de sus acreencias, lo que sin dudas configura un perjuicio al erario municipal al tornarse imposible la recaudación en concepto de deudas tributarias”.
    Asimismo el municipio evalúa que en este contexto de pandemia, “la inseguridad alimentaria constituye una medida directa de privación económica de los hogares que da cuenta de la privación de alimentos por motivos económicos, sin dejar de mencionar que esto se da en distintas intensidades, y se manifiesta en distintos aspectos, como ser la disminución de porciones de los alimentos, el salteo de comidas y el hambre. Este agravamiento de la situación en los ingresos económicos de los hogares, no debe descontextualizarse de la marcada tendencia ascendente de la inseguridad alimentaria de los años 2018 y 2019”. Aparte revela que, “tal es el contexto de inseguridad alimentaria que se viene desarrollando desde los últimos años en algunos sectores de nuestra población local, y en particular por el grave impacto negativo que al respecto ha producido la necesaria medida de aislamiento social preventivo y obligatorio, la situación de vulnerabilidad y de inseguridad alimentaria ha alcanzado también a sectores y hogares que hasta antes de la medida de aislamiento tenían seguridad alimentaria, y que por la medida han visto reducido significativamente sus ingresos corrientes, es que la Municipalidad de Zárate ha venido adoptando diferentes medidas de ayuda de tipo paliativas a tales situaciones”.

    Articulación con el programa de bolsones

    En tren de aclarar de qué forma se distribuirán estas estampillas, el Municipio confirmó que estos “vales” se repartirán a los beneficiarios de los bolsones de comida que se reparten en el marco del programa “Huellitas Solidarias”.
    “Los asistidos por este programa podrán seleccionar, mediante las estampillas, qué productos han de adquirir según sus particulares necesidades, dado que tales necesidades varían según la conformación de cada hogar. El programa denominado `Huellas Solidarias´ se instrumenta a través de la impresión de estampillas, las que serán entregadas a los beneficiarios conforme un proceso determinado y de acuerdo a sus necesidades cotidianas para que, tal lo dicho, puedan elegir los productos y/o alimentos que le son necesarios para su vida y su núcleo familiar. Asimismo podrán acceder a canjear las estampillas en comercios de distintos rubros y/o actividades todo ello conforme la necesidad familiar”, declara el decreto.