• Hoy 24 - Zárate - 15.7° / 17°
    • Nublado
    • Presión 1013 hpa
    • Humedad 96%
  • Argentina fue elegida para probar una vacuna contra COVID-19

    18/7/2020

    Argentina fue seleccionada para realizar pruebas de una vacuna contra el COVID-19, proyecto impulsado por las empresas multinacionales BioNTech y Pfizer. Siendo el único país de la región donde se llevará a cabo una de las fases de prueba para una posible vacuna contra el COVID-19.
    La compañía alemana BioNTech y el laboratorio farmacéutico estadounidense Pfizer habían informado hace unas semanas resultados preliminares positivos para su iniciativa conjunta de una vacuna contra el nuevo coronavirus en 45 participantes.
    La vacuna experimental “BNT162b1” es capaz de generar una respuesta de anticuerpos neutralizantes en humanos a niveles mayores o iguales a los observados en sueros convalecientes, y lo hace a dosis relativamente bajas.
    En la capital argentina, las firmas explicaron que la selección de un centro en Argentina para llevar adelante estos estudios estuvo basada en distintos factores, los cuales incluyen la experiencia científica y las capacidades operativas del equipo del investigador principal, la epidemiología de la enfermedad, así como la experiencia previa de Argentina en la realización de estudios clínicos.
    Las compañías tienen previsto iniciar la primera fase de estudios entre fin de mes y principios de agosto, siempre y cuando se reciban cuanto antes las aprobaciones regulatorias.
    La vacuna de Pfizer Inc. y BioNTech es una de las doce vacunas que están siendo probadas en seres humanos (fase clínica) alrededor del mundo según los registros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
    Las pruebas realizadas hasta el momento no mostraron ningún efecto adverso importante más allá de un poco de dolor en el sitio de inyección y un poco de fiebre
    Las personas mayores de 65 años y el personal de la salud tienen prioridad para recibir la vacuna contra el coronavirus una vez desarrollada. Estas prioridades fueron impuestas por la OMS.
    Los mayores de 65 porque, por definición, son grupo de riesgo y está demostrado que es el segmento de la población para el que la pandemia resulta más mortal. Los médicos, a la vez, están expuestos a pacientes que tienen una carga viral alta.
    El mecanismo de acción de la vacuna está basado en el ARN mensajero, que es una molécula que actúa como una señal genética por la que el virus explica cuál es la proteína que utiliza como llave para abrir la célula, poder ingresar y producir la infección.
    Se copió esa secuencia genética, y la introdujeron en una pequeña partícula para que llegue a la célula humana.
    Una vez allí, le da la información a la maquinaria celular normal para producir la proteína del virus. Pero no produce infección sino que se expone en la superficie de esa célula.
    Nuestros anticuerpos y células reaccionan y preparan el sistema inmune para que si eventualmente estamos en contacto con el virus, no pueda producir la infección.

    Dr. Federico R. Simioli Médico Infectólogo M.N. 134255 M.P. 551400