• Hoy 27 - Zárate - 14.7° / 15.7°
    • Lluvia
    • Presión 1006 hpa
    • Humedad 86%
  • La familia de Gonzalo Lugo pide justicia por el joven asesinado por una patota

    24/7/2020

    Hace diez días se dio otro caso en nuestra ciudad que fácilmente la ciudadanía asocia con el asesinato de Fernando Baéz Sosa el verano pasado en Villa Gesell. El motivo es que también un joven fue asesinado por una patota, tras una brutal golpiza.
    La víctima, en este caso, fue un joven de 25 años, identificado como Gonzalo Lugo quien, tras agonizar durante una semana en el Hospital local, murió el pasado sábado tras ser operado por una fractura de cráneo y hemorragias internas de diferente gravedad.
    Lugo fue atacado a palazos en la cabeza por un grupo de vecinos; por lo menos así se desprende de la causa judicial y de las prácticas médicas que se hicieron en el hospital local.
    Por el hecho se detuvo a cinco sospechosos, de entre 18 y 25 años, y la investigación la está realizando la fiscal Andrea Palacios. Hasta el momento se sabe que el hecho ocurrió en calle 10 y Arribeños; el joven estaba con un amigo con el que se dirigió a un kiosco situado en la esquina de su casa y se cruzaron con cinco vecinos que vivían a la vuelta.
    Lo que consta en el expediente es que ambos grupos comenzaron a discutir hasta que Lugo comenzó a ser golpeado con palos y caños en la cabeza. También su amigo recibió lesiones.
    Hasta aquí todo lo que se desprende de la investigación, sin embargo la familia de la víctima no sale de su dolor y están organizando una marcha para el domingo a raíz de este hecho que conmociona a toda la ciudad.
    En principio la familia se encontraba sin defensor oficial, hasta que como producto de una entrevista realizada por Crónica TV, el estudio de abogacía del letrado, Miguel Angel Pierri, decidió tomar el caso como querella contra el grupo de los cinco detenidos, vecinos de Gonzalo, y acusados de haber atacado a palazos al joven.
    “No podemos creer lo que dijo el abogado defensor de los cinco detenidos, que Gonzalo se cayó y se golpeó solo la cabeza con un palo que había tirado en el piso. Gonzalo entró en coma al hospital, con muerte cerebral y con hemorragias internas. Perdió mucha sangre hasta que finalmente los órganos internos colapsaron y murió de un paro cardíaco”, expresó María, la ex pareja del joven con quien tuvo dos hijos, uno de 6 y otra niña de 5.
    “No podíamos seguir en ese barrio, rodeados de tanta violencia. Por eso nos fuimos a vivir con la mamá de Gonzalo, Mabel, para resguardarnos y tratar de criar a los dos niños de la mejor manera”, explicó María, quien se encontraba separada de Gonzalo desde hacía un año y medio.
    A raíz de los testimonios de testigos, es que la familia está convencida de que se trató de una brutal golpiza de parte de los cincos atacantes y que Gonzalo intervino para separar y evitar una pelea; la cual terminó con su vida.
    Es por ello que están organizando una marcha para el domingo a las 16 horas. Se trata de una marcha pacífica desde Mitre y Justa Lima hasta la plaza para reclamar justicia.
    VIOLENCIA Y BATALLA CAMPAL
    La violencia en las calles de Zárate es realmente muy preocupante, y parte de ello se pudo ver en vivo, en una transmisión para todo el país por Crónica Tv.
    La familia de Gonzalo se encontraba haciendo una entrevista televisiva y, por su parte, el abogado defensor de los cinco detenidos también estaba dando, en vivo, las justificaciones de por qué los detenidos eran inocentes.
    Y en función de lo que aparecía en la televisión, los vecinos y allegados de Gonzalo se concentraron en Calle 6 al 1800; en la cuadra donde están domiciliados tres de los cinco sujetos acusados de haberlo golpeado brutalmente hasta causarle la muerte.
    La tensa situación se originó a partir del ataque a la vivienda con piedras y cascotes de gran tamaño de parte del grupo que defendía a Gonzalo.
    “La hermana de uno de los detenidos salió a defender a su hermano en el móvil y allí comenzó toda la gresca. Y todos los vecinos de Gonzalo y sus amigos salieron a defenderlo porque no podían creer las acusaciones contra él. Gonzalo era albañil, hacía changas, no era un delincuente. Y las acusaciones de los familiares de los detenidos enardecieron a los vecinos. Y allí se produjo el enfrentamiento que terminó con un patrullero roto a causa de piedrazos que se tiraban de la casa de uno de los detenidos y de los vecinos que estaban en la calle”, relató María, la ex esposa de la víctima.
    Ante esta situación, se requirió presencia policial pero cuando la fuerza llegó con refuerzos ya se trataba de una batalla campal. Quien no la pasó del todo bien es el abogado defensor de los acusados, el Dr. Maffioli, presente en el lugar de los hechos; el auto en el que llegó, y dejó estacionado a unas cuadras, fue incendiado a raíz del accionar de los vecinos de la víctima.
    Bomberos Voluntarios recibieron el alerta y hasta allí se dirigieron para extinguir las llamas. La ambulancia del SEMU, en tanto, asistió a varias personas descompensadas. Sin embargo, confirmaron desde la familia de Gonzalo, no hubo detenidos.

    Gonzalo Lugo, otro joven víctima de la violencia.