• Hoy 23 - Zárate - 10° / 11.5°
    • Nublado
    • Presión 1020 hpa
    • Humedad 54%
  • Cómo es el protocolo para actividades religiosas que entró en vigencia ayer

    28/7/2020

    El gobierno de la provincia de Buenos Aires aprobó ayer un protocolo de higiene y seguridad para la habilitación gradual de actividades religiosas en los distritos que se encuentran en fase 4 y 5 donde ya está habilitada la actividad en templos, en el marco de la cuarentena por la pandemia de COVID-19.
    El protocolo para actividades religiosas, publicado ayer en el Boletín Oficial del distrito, establece que “no se permitirá ningún tipo de celebraciones religiosas que impliquen la concurrencia masiva de personas, como por ejemplo misas, bautismos, casamientos, comuniones, bat mitzvah, bar mitzvah, iom kipur, shabat, rosh hashaná, año nuevo musulmán, ramadán, eid el fi tr”.
    “Las celebraciones religiosas podrán ser transmitidas desde cada establecimiento vía streaming, siempre garantizando una mínima presencia de personal religioso en los templos y un distanciamiento personal de al menos dos metros”, se aclara.
    Se remarca que todas las personas presentes deberán usar barbijo, que el micrófono deberá estar cubierto con un fi lm protector que será descartado luego de finalizada la ceremonia y que el ingreso de feligreses a los establecimientos religiosos sólo se permitirá con el fin de realizar oraciones, siempre que no se exceda el tercio de la capacidad del lugar.
    “La permanencia dentro del establecimiento se establecerá por turnos de 20 minutos, dejando un tiempo de 10 minutos para limpiar e higienizar el lugar antes de que ingresen nuevas personas”, se añade y se establece que los lugares de culto a los que las y los feligreses podrán recurrir serán los de cercanía.
    Se determina que el templo deberá contar con una puerta para el ingreso y otra diferente para el egreso de las personas, de modo tal de evitar aglomeración, se deberá controlar la temperatura de los fieles en la entrada y dispensarse alcohol en gel a las personas autorizadas para ingresar.
    Deberá mantenerse una distancia mínima entre personas de dos metros hacia cada uno de los lados y los asientos deberán estar ubicados de tal manera que se respete la distancia, se prohíbe el saludo con besos, abrazos, apretones de manos y/o cualquier otra forma de saludo y/o demostración de afecto que implique el contacto físico entre personas; y las pilas de agua bendita permanecerán vacías.
    La institución religiosa debe extremar en todo momento la limpieza, desinfección y ventilación del lugar, especialmente los bancos y cualquier otro elemento que pueda haber entrado en contacto con personas. También se establecen medidas generales de desinfección y ventilación, procedimientos para casos sospechosos positivos de COVID-19.

    Los templos religiosos pueden reabrir sus puertas.