• Hoy 30 - Zárate - 26.7° / 27.5°
    • Despejado
    • Presión 1006 hpa
    • Humedad 42%
  • Sigue la polémica: repercusiones tras la aprobación de la compra del basural

    10/8/2020

    La última sesión del Concejo Deliberante fue muy accidentada; en realidad lo viene siendo desde hace tres sesiones atrás y no es responsabilidad del área técnica del HCD sino de que la virtualidad, en pandemia, no viene a ser la solución de nada. Aún menos como herramienta para el desarrollo de las sesiones de un concejo deliberante municipal con la totalidad de los ediles desde su casa. Es algo que deben evaluar porque en caso de que haya problemas técnicos, cualquier edil puede verse afectado en el tratamiento de un expediente.
    En este caso Cambiemos y Juntos por el Cambio van más allá, y exigirán que la sesión se recurra confirmando que se trató de una “maniobra política” del caffarismo que avanzó en la sesión dejando de lado a la oposición tras la caída de internet.
    Cuando el cuerpo de concejales se disponía a tratar el expediente 130/20, la adquisición del terreno donde hoy se ubica el basural y también dos celdas de un relleno sanitario construidas recientemente por el Ejecutivo; la transmisión de internet se cortó.
    Cabe mencionar que las sesiones se realizan por la plataforma digital zoom y se emiten por youtube para que la ciudadanía pueda acceder a la información pública.
    Luego la conexión volvió, por lo tanto la secretaría del HCD notificó a los presidentes de bloque para retomarla a las 17 horas. Sin embargo concejales de Juntos por el Cambio (Pro) y Cambiemos (UCR) argumentaron que muchos concejales se retiraron a realizar otras actividades personales y estaban lejos de una computadora para retomar la sesión tras más de media hora de interrumpida la sesión por cuestiones técnicas.
    A raíz de ello evaluaron que la sesión se cayó por falta de quórum. La falta de quórum es la imposibilidad de llegar a 11 concejales (mayoría simple) para tratar cualquier expediente.
    En este sentido, ediles de Juntos por el Cambio argumentaron que no fueron notificados oficialmente del reinicio de la sesión y argumentaron que la sesión estuvo “mal reanudada”; careciendo de legalidad porque sólo se los comunicó a los presidente de bloque y no a todos los concejales por email.
    No obstante, el Partido Justicialista dio quórum, y la sesión se retomó sin la presencia de Juntos por el Cambio y Cambiemos. Y siendo las 17:20 los ediles del Frente de Todos, además de las autoridades del cuerpo, regresaron a sesionar y terminaron aprobando el expediente 130/20.

    VIOLACION A LA REGLAMENTACION
    Finalmente la adquisición de parte del terreno de la familia Concaro se aprobó por 9 votos, votando en contra el propio Frente de Todos- Partido Justicialista. O sea que sólo recibió los votos del bloque caffarista.
    “Lo vivido el viernes en el Concejo Deliberante fue una violación al reglamento interno y a la democracia”, enfatizaron desde los bloques de Juntos por el Cambio y Cambiemos.
    Por su parte, el concejal Marcelo Matzkin expresó, “Las cosas deben ser claras. Las votaciones se ganan y se pierden pero cumpliendo con la Ley”, “El viernes siendo las 16:22 la sesión del Concejo Deliberante en momentos en que se iba a votar la compra del predio del basural denominado “Cóncaro” se cayó por falta de quórum ya que 11 de los 20 concejales considerábamos que el proyecto a votarse necesitaba más tiempo de análisis y que no podía ser votado con la urgencia que demostraba el oficialismo. Al expediente que respalda la compra le faltaba la tasación completa y asimismo hay una causa judicial por daño ambiental pendiente que a nuestro entender obligaba y requería un análisis más profundo. No queríamos votar negativo, queríamos más tiempo de análisis. Eso era todo. Tiempo. Por eso ante la imposibilidad de votar en esas condiciones 11 concejales de los 20 presentes se retiraron al momento de la votación ya que sólo restaba votar ese expediente”, expresó Matzkin.

    “Evaluamos recurrir la sesión”

    “Tenemos intenciones de ir al Juzgado Contencioso y Administrativo para presentar una pretensión anulatoria con la idea de recurrir la sesión, pedir que se anule. Esto lo estamos evaluando, al igual que informar de lo acontecido al Tribunal de Cuentas”, advirtió Matzkin.
    Finalmente, Gallea y Matzkin coincidieron: “Fue clara la maniobra de no citar a nosotros 8 ya que de estar presentes no tenían los votos necesarios para su aprobación. La aprobación del viernes es ilegal y, para nosotros, lo aprobado no tiene valor legal y así lo haremos saber a quien corresponda”, por último enfatizaron, “La democracia se construye con hechos y no con dichos, lo que hicieron Caffaro y sus concejales fue un avasallamiento a las instituciones”.

    DEBE CONVOCARSE UNA NUEVA
    Por su parte la presidente del bloque de Cambiemos, María Elena Gallea, comentó; “la falta de quórum es una herramienta legislativa que impide que una sesión se realice sin la presencia mínima de concejales. Entonces la sesión debía ser realizada en otro momento y para ello se debía notificar de la misma a los concejales de forma fehaciente al domicilio electrónico constituido (mail) con 48 horas de anticipación. Las sesiones terminan cuando se tratan todos los temas o cuando falta quórum. En este caso la sesión terminó y debía ser convocada a una nueva. ¿Qué pasó? Habiendo reunido el número suficiente para sesionar, decidieron reanudar la sesión sin notificar a todos los concejales, violando el reglamento interno y sin importar la representación de todos. Esta acción nos hace pensar que el intendente Osvaldo Caffaro, a la presidente del HCD Ana Laura Alemmann y al resto de los Concejales oficialistas no les interesa la opinión de los ediles de la oposición, elegidos por miles de vecinos para defender sus intereses. Las votaciones se ganan y se pierden pero siempre con la Ley en la mano, nunca haciendo trampa. El viernes aprobaron una ordenanza sólo con 9 votos a favor de un total de 12 concejales presentes.”
    Por último cabe destacar que la sesión no contó con la presencia del presidente del HCD, Ariel Ríos, por “problemas personales” y la sesión fue encabezada por Ana Laura Allemann. Y también el presidente de la bancada justicialista, Marcelo Torres, tomó licencia.
    Por último, la pregunta que surge de la pasada sesión es determinar por qué Juntos por el Cambio, Cambiemos y el Partido Justicialista no se unieron para votar en contra, ya que si lo que buscaban eran tiempo; podían haber votado en contra de la compra del terreno de parte de la municipalidad y exigir más documentación o esperar a que la justicia federal se expida.
    Los tres bloques juntos podían sumar 11 votos, contra los 9 del oficialismo que lo terminaron aprobando.
    Pero lo que confirmaron los ediles de Juntos por el Cambio y Cambiemos, es que había un acuerdo entre Nuevo Zárate y el Partido Justicialista, “si nosotros nos íbamos, ellos se quedaban”, expresó María Elena Gallea, luego de la sesión y refiriéndose al bloque del PJ. “Esto nos enteramos después. Pero nosotros respondemos por nuestras convicciones y por la gente que nos votó, y no supeditamos nuestra voluntad a cómo pueden votar los otros bloques. Nosotros votamos con convicción”, concluyó la concejal radical.

    Hay dos pedidos de prohibición de uso a nivel provincial y federal
    Por último, el concejal de Juntos por el Cambio, Marcelo Matzkin, salió a aclarar; “el terreno en cuestión tiene dos partes. Una porción que está inhibida por el Juzgado Federal. Pero luego existe otro expediente iniciado en el Juzgado Contencioso y Administrativo de La Plata, presentada por la misma querella, reclamando la prohibición de uso para todo el terreno, y que no hace descripción de partes. Eso es lo que fue publicado el mismo viernes. Aparte, y volviendo al fuero federal, actualmente la sentencia de prohibición de uso por parte del juzgado federal recae sobre una parte y el municipio quiere comprar otra fracción; que fue lo que originó el expediente en el HCD. Ahora, también existe un pedido a la justicia federal de que extienda la prohibición de uso sobre todo el predio. Y este Juzgado Federal debe decidir en una semana si extiende la prohibición de uso a todo el predio, por eso es que Cáffaro quiso aprobarlo el pasado viernes. Entonces consideramos que lo más lógico es esperar a que resuelva la justicia porque de lo contrario se está comprando a 92 millones de pesos un automóvil fundido y flojo de papeles. Sin embargo, el oficialismo realizó esta maniobra para aprobarlo entre `gallos y medianoche’”, concluyó.