• Hoy 29 - Zárate - 8.6° / 9.5°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 62%
  • Obligan a bancos, comercios y empresas a realizar un aporte extraordinario por la pandemia

    11/8/2020

    El Ejecutivo municipal elevó un proyecto de Ordenanza al Concejo Deliberante para que “grandes contribuyentes” y entidades bancarias realicen un aporte excepcional en función de “mitigar la pandemia de Covid-19 a nivel local”. Para algunos dirigentes de la oposición se trata del “impuestos a la riqueza” caffarista; estableciendo una comparación con el “aporte solidario” que plantea el Frente de Todos a nivel nacional.
    Sin embargo los concejales caffaristas aceptaron realizar modificaciones al proyecto original a instancias de Cambiemos y Juntos por el Cambio, y se terminó aprobando por unanimidad.
    La propuesta original del municipio tenía que ver con un aporte solidario de los medianos y grandes contribuyentes comerciales. Pero aceptaron modificarlo y sólo exigirles el pago a los grandes contribuyentes.
    Además, se prevé un aporte de las entidades bancarias. En otras palabras, buscan que comercios grandes, industrias y bancos abonen un pago extraordinario que luego será descontado de la tasa de seguridad e higiene. “Contribución extraordinaria, excepcional y por única vez para mitigar la Pandemia del COVID-19”, es el nombre.
    “Nos encontramos frente a una situación sanitaria compleja, de extrema peligrosidad que sigue exigiendo la adopción de medidas trascendentes que tienen por única y principal finalidad preservar a la población del potencial riesgo para la salud que la propagación del virus declarado como pandemia indefectiblemente conlleva”, comienza argumentando la ordenanza.
    En rigor, lo que establece es que los “Grandes Contribuyentes” abonen el 2 % de la Tasa por Inspección de Seguridad e Higiene, tomando como parámetro el porcentaje del importe devengado de dicha tasa de todo el año 2019. Pero también alcanza a bancos y entidades financieras, quienes abonarán el 3% de la obligación tributaria, tomando a los efectos de la aplicación del porcentaje el importe devengado de dicha tasa de todo el año 2019.
    Aparte, establece que el importe se puede abonar en dinero o en especie; a través de donaciones y/o aportes voluntarios. “La recaudación obtenida será destinada a optimizar e incrementar el control de aplicación de los protocolos sanitarios, los servicios de seguridad e higiene en las oficinas y recintos habitables, según cada actividad, como así también en toda la zona urbana, en consonancia con las recomendaciones de las autoridades sanitarias, y que la misma será la efectiva contraprestación para los contribuyentes obligados”.
    Respecto a las donaciones o los montos que ya hubieran realizado empresas en lo que va del año; se acordó que se descontarán. O sea que la ordenanza plantea una forma de retroactividad, reconociendo a aquellas empresas o bancos que ya contribuyeron con el municipio. Pero no los exceptúa como planteaba la ordenanza original. Otro de los argumentos de la presentación de tal propuesta, es que el municipio pretende regularizar las donaciones de empresas; ya que una mitad se mantuvo atenta a las necesidades de la población en el marco de la pandemia pero la otra mitad no hubo ni siquiera comunicaciones con la Comuna.
    Ahora resta que se haga efectivo este fondo de emergencia sanitaria, que el municipio informe detalladamente el procedimiento de recolección  de fondos y donaciones y que comunique a dónde y de qué manera lo invertirá para mitigar el impacto económico que deja la pandemia.