• Hoy 29 - Zárate - 30.2° / 32.7°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 44%
  • Retomaron las obras en el Carem-25

    24/8/2020

    La Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) Seccional Zárate-Lima confirmó que la semana pasada se contrataron a 307 personas que habían prestado servicios a la empresa Techint en la obra del Carem 25, en Lima.
    En una primera instancia, ya 70 de ellos retomaron su actividad en un programa de orden y limpieza que se está llevando a cabo en el predio donde se construye un prototipo de reactor nuclear modular. Los trabajadores realizan actividades de lunes a viernes, en el lapso de 8 horas diarias, y siguiendo un protocolo sanitario estricto.
    Esto se da en el marco de una reactivación del plan nuclear, anunciada por el gobierno en marzo pero relegada por la pandemia. Finalmente se llegó hasta estos días con Nucleoeléctrica Argentina (NASA) y la Comisión Nacional de Energía Nuclear (CONEA), administradora de las centrales nucleares y del Carem respectivamente, gestionando el reinicio de las obras.
    El Carem-25 consta del primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado y construido en la Argentina, ubicado al lado del complejo nuclear de Atucha.
    “Reactivamos las obras del prototipo CAREM, el primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado en Argentina. Su construcción posiciona a nuestro país como uno de los líderes mundiales en el segmento de reactores de generación eléctrica de media y baja potencia”, señalaron desde la Secretaría de Energía de la Nación.
    La ley nacional 26.566, promulgada en diciembre de 2009, declaró de interés nacional el diseño, ejecución y puesta en marcha del Prototipo de Reactor CAREM bajo la órbita de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), facultando al organismo a celebrar los contratos que resulten necesarios con Nucleoeléctrica Argentina.
    SIN ACUERDO POR SALARIOS DE CONTINGENCIA
    En un convenio firmado por NASA, la CONEA, el gremio de la UOCRA y el ministerio de Trabajo de Nación se contemplaba la posibilidad de que los trabajadores cobren un “salario de contingencia” para quienes se encontraban trabajando bajo las firmas Caputo y Techint; dos firmas que fueron desvinculadas de los trabajos en el sector nuclear por el nuevo directorio de NASA, conformado luego de la asunción del nuevo gobierno kirchnerista.
    El cobro de dicho “salario de contigencia” era para que los obreros atraviesen la cuarentena con un sustento mínimo para sus familias a la espera de que dichas obras se retomen. Finalmente, y según el gremio, nada de eso ocurrió, pese a las promesas de la Conea y NASA. Es decir, las obras se retomaron pero aún ese salario de contigencia no se efectivizó por los meses anteriores en donde los trabajadores quedaron a la espera del llamado en plena pandemia.
    Por otro lado, desde la UOCRA esperan que para estos 307 trabajadores también se habilite el pago del salario del mes de julio, ya que si bien ingresaron a trabajar en agosto, el contrato alcanzado era a partir del primero de julio hasta el 30 de septiembre. Y allí se daría lugar para un nuevo contrato y la continuidad del proyecto con mayor ritmo de trabajo.