• Hoy 28 - Zárate - 14.6° / 15°
    • Nublado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 72%
  • En Zárate, aumentó de 45 a 93 el número de las escuelas que brindan asistencia alimentaria

    3/10/2020

    Cuando la pandemia de Covid 19 irrumpió en la realidad del país, se pusieron de relieve varios problemas estructurales que se vieron profundizados a partir del complejo escenario que continúa desenvolviéndose hasta estos días.
    Uno de esos problemas, tiene que ver con la subsistencia de miles de personas que por ser autónomos, poseer un trabajo precarizado o informal o por haber perdido su fuente de empleo, vieron cómo empezaban a surgir las dificultades para alimentar a su familia.
    En este sentido, desde el primer momento, las escuelas del distrito comenzaron a desarrollar una asistencia alimentaria coordinada por el Consejo Escolar con recursos de la provincia de Buenos Aires.
    Durante los primeros meses las entregas módulos de alimentos se regía por el número de cupos que presentaban los establecimientos escolares en sus comedores, y se llevaba a cabo cada 15 días; pero a los fines de disminuir el desplazamiento de los vecinos, las autoridades del Consejo Escolar solicitaron al Ministerio de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, la posibilidad de hacer entregas mensuales en forma de módulos doble. Pero a la par de los problemas económicos que empezó a sentir la población en este contexto, también fue creciendo la demanda de alimentos.
    En la primera entrega del mes de abril, se repartieron 6400 módulos, mientras que en la segunda (15 días después) se repartieron 8300; en mayo, la primera entrega fue de 10 mil y la segunda de 11 mil; en junio, la cifra ya superaba los 11.700 módulos. Como los pedidos seguían creciendo, desde el Consejo Escolar gestionaron con la Provincia y se consiguieron otros 1155 módulos, que dieron un total superior a los 13 mil módulos mensuales. Esto es, más del doble de lo entregado en abril.
    LA DEMANDA ALIMENTARIA ES CRECIENTE
    Son muy pocas las instituciones de Zárate que en la actualidad no entregan alimentos. Entre ellas están la Escuela de Estética, el Jardín Maternal de la Base Naval y dos Centros de Educación Física. A esto, se suman los servicios educativos de adultos, pero en este último caso fue la Municipalidad la que asumió la responsabilidad de llevar a cabo las entregas en los CENS 451, 452, 453 y 454; y las EPJA 702, 703 y 705.
    “Nosotros comenzamos con las escuelas que tenían comedor, luego se sumaron los jardines y después tuvimos que sumar las escuelas secundarias. Solo tenían comedor la Escuela Secundaria 6 de Escalada, la Secundaria 9, la Secundaria 7 con una merienda, la Secundaria de Isla Botija y la Escuela Secundaria Agraria 1, el resto no tenía nada”, comentó a LA VOZ la presidenta del Consejo Escolar, Mariana Vargas.
    En este marco, se sumó también a las escuelas técnicas EST 1 (338 módulos); la EST 2 (270); EST 3 (155); EST 4 (70) y EST 5 (202) y la Secundaria de Lima (372).
    En la actualidad, Zárate pasó de brindar asistencia alimentaria en 45 comedores a abastecer 93 establecimientos educativos, sobre un total de 105 instituciones en todo el distrito. Este registro puso en contraste una necesidad emergente que anuncia una nueva organización que deberá preverse para el próximo año, la cual se encuentra en proceso de análisis y evaluación por estos días.
    Vargas también comentó que los módulos entregados y que preparan directivos, auxiliares, miembros de cooperadoras y docentes, contiene leche (larga vida o en polvo), galletitas de agua, azucar, mate cocido, mermelada, cacao, fideos, puré de tomate, arvejas, lentejas y aceite, entre otras cosas, y contempla no solo el almuerzo, sino también desayuno o merienda.
    “Hubo un incremento en septiembre y cada módulo pasó de pagarse $750,02 cada uno, a $836,02”, señaló, y agregó: “Al finalizar el año pasado teníamos el “Listo Consumo” (viandas) que llegó a matrícula total para escuelas que no tenían infraestructura para preparar algo sustancioso; de repente nos encontramos con esta gran demanda que nos lleva a analizar el año que viene cómo proyectarlo, en relación a los nuevos SAE (Servicio Alimentario Escolar) a la gestión de más cargos auxiliares, a modificar la infraestructura de las cocinas. No es algo que nos pasa desapercibido, sabíamos que nos esperaba un año complicado y la pandemia nos sorprendió con esto”.

    La asistencia alimentaria es coordinada por el Consejo Escolar.