• Hoy 20 - Zárate - 11.1° / 11.5°
    • Lluvia
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 93%
  • “La tecnología no vino a facilitar las cosas en cuanto a lo pedagógico”

    8/10/2020

    Tal como anunció la directora general de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila, el gobierno de la provincia de Buenos Aires evalúa reanudar las clases presenciales en municipios con baja circulación del virus. Hay 16 municipios en “fase 5”, que podrían calificar para este regreso a las aulas, en el total de las 135 comunas. Todos son del interior aunque aclararon que no se tratará un “regreso abrupto”. Volverán primero los alumnos de los cursos que cambian de ciclo, en pruebas de ensayo y posiblemente con días salteados.
    En relación a esto pasarán a evaluar qué familias, luego de tantos meses de cuarentena, serán las que asuman la responsabilidad de enviar a sus hijos e hijas a la escuela. A la par, cuál será el rol docente a partir de la tesitura adoptada por los gremios.
    En relación a este último punto, el titular del Suteba local, Cristian Poli; hizo una lectura actual sobre cómo es dar clases hoy; “los docentes afiliados concuerdan en una cosa, no todo es tecnología. La tecnología no vino a facilitar las cosas en cuanto a lo pedagógico. Muchos docentes no están capacitados para hacerlo pese a que ponen esfuerzo y dedicación todos los días en aprender de plataformas y contenidos. Sin embargo hay docentes que eligen darle importancia al rol más social de educador y participar del reparto de viandas o son quienes van a la casa de los chicos que no tienen conectividad a llegar el cuadernillo y a charlar, de lejos, con las familias. Para que vean a la maestra”, expresó el titular del gremio de Suteba Zárate.
    “Creemos que en esta cuarentena hubo pilares claves, uno fue la intervención del Estado que, a cuentas de la realidad social, consideramos que es insuficiente. Otro pilar clave es el compromiso docente, y el hecho de hacernos cargo de nuestro rol de trabajo con fuerte compromiso social. Esto llevó a que comunidades educativas enteras, incluidas las familias, estén unidas y comunicadas para atender las necesidades educativas y las básicas, como subsistir y alimentarse. Y aquí es donde el compromiso de toda la comunidad educativa, en muchos casos, ha sido clave para tratar de que los chicos sigan teniendo un plato de comida y sigan aprendiendo”, evaluó Poli.
    “Luego, como docentes, nos vemos ante ciertas dificultades amén de la tecnología y todo lo que ello implica dar clases por zoom en grupos de más de treinta chicos. En principio se nos extendió el tiempo de trabajo a la hora de planificar las clases. Existe una sobre utilización de las plataformas digitales que luego será muy difícil articularlas con las clases presenciales. Es todo un horizonte del cual no se habla; y sólo con regresar a las aulas como si nada hubiera pasado tampoco es lo ideal”, opinó Poli.
    A raíz de esto, subrayó que resulta necesaria una reforma educativa profunda para atender estos temas y aprovechar la oportunidad presentada por la pandemia. “Estamos generando en los plenarios de Suteba proposiciones para reformas educativas de base. Estamos conformando un pliego de exigencias urgentes que van más allá de lo estrictamente salarial y que tienen que ver con nuevas condiciones de trabajo y con la necesidad de una reforma educativa de base. Y en función de ello les sugerimos al gobierno de dónde obtener fondos para la capacitación docente y seguir sosteniendo el sistema educativo con la continua capacitación de quienes forman a los alumnas y alumnos. Hoy en día se puede generar un impuesto en las ciudades con puertos que vaya para la educación, en función de una reforma tributaria y de impuestos que hoy no van hacia la educación. Esto está en un debate interno, del gremio, pero creemos sumamente necesario que se debata sobre la educación actual y la educación que queremos para nuestros hijos. Hay un antes y un después de la pandemia. Esta situación nos hizo ver que hay docentes muy comprometidos con su comunidad, familias enteras que también se comprometen con la escuela y la educación de sus hijos e hijas pero también falta mucho en mejorar la conectividad de los establecimientos, achicar la brecha digital entre escuelas y capacitar a los docentes”, concluyó.

    Cristian Poli (Suteba Zárate).