• Hoy 3 - Zárate - 15.5° / 15.9°
    • Nublado
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 96%
  • La obra del Carem emplea a más de 300 trabajadores

    19/10/2020

    El consumo, la actividad comercial y el movimiento del mercado inmobiliario de Zárate estuvieron marcados durante muchos años por la construcción de Atucha II en Lima. Lejos de provocar una situación de pleno empleo en la zona, colocó al distrito en una “burbuja laboral y económica”; en donde parecía que la pujanza de ese momento iba a durar para siempre. Pero toda obra comienza y termina.
    Luego de la finalización de Atucha II y la suspensión de nuevos proyectos nucleares, miles de trabajadores quedaron sin empleo; muchos ya afincados en Zárate y provenientes de otros lugares. Esto generó un desequilibrio en la bolsa de trabajo de la Uocra local con impacto en lo social y económico.
    No obstante, luego de muchos años de gestiones, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) local confirmó que en la actualidad se encuentran trabajando unas 307 personas en la obra del Carem 25, en Lima.
    Se trata de trabajadores que habían prestado servicios a la empresa Techint en la obra del Carem 25, en Lima. En una primera instancia, ya 70 de ellos retomaron su actividad a mediados de año en un programa de orden y limpieza que se está llevando a cabo en el predio donde se construye este prototipo de reactor nuclear modular. Los trabajadores realizan actividades de lunes a viernes, en el lapso de 8 horas diarias, y siguiendo un protocolo sanitario estricto.
    Esto se da en el marco de una reactivación del plan nuclear, anunciada por el gobierno en marzo pero relegada por la pandemia.
    Finalmente se llegó hasta estos días con Nucleoeléctrica Argentina (NASA) y la Comisión Nacional de Energía Nuclear (CONEA), administradora de las centrales nucleares y del Carem respectivamente, gestionando el reinicio de las obras.
    Según lo informado, en las últimas semanas son 100 los trabajadores en plena actividad del total de 307 dados de alta. La idea es que se vayan sumando de a poco a medida que se va reordenando el terreno de la obra. Por lo tanto, son cien los empleados que trabajan en la obra y los restantes 207 perciben el 75% del su salario real con presentismo ya que irán siendo convocados progresivamente.
    Esto se da en el marco de un acuerdo con Nucleoeléctrica Argentina SA, el cual finalizó el pasado 31 de septiembre pero que se extendió hasta el 31 de enero, donde esperan que la obra requiera todo este personal para avanzar en las tareas de montaje civil.
    Cabe señalar que desde finales del año pasado Nucleoeléctrica  Argentina se hizo cargo de la construcción del Carem como contratista con un avance global del proyecto ubicado en un 60%.