• Hoy 27 - Zárate - 30.8° / 32.6°
    • Despejado
    • Presión 1014 hpa
    • Humedad 36%
  • Abandono de edificios escolares al no haber clases presenciales

    31/10/2020

    Sin clases desde hace siete meses, las escuelas muestran un estado de abandono que hace aún más penosa esta situación impuesta por un prolongado cese de actividades escolar es producto de la pandemia de COVID 19.
    Sin fecha para el reinicio de las clases, que por lo pronto no será este año ya que no hay decisión política que así lo sea, el ciclo lectivo 2019 ha sido un verdadero desastre para la educación argentina, en especial en la Provincia de Buenos Aires donde un alto porcentaje de chicos y adolescentes que concurren a escuelas públicas no tiene conectividad, o sea que han quedado al margen de toda enseñanza virtual, con lo cual no han sido escolarizados ni lo serán en breve tiempo con el significado negativo que tiene para la sociedad y el futuro del país.
    Pero más allá de la catástrofe educativa, lo que se puede observar que los edificios escolares de estas escuelas de gestión estatal-por lo menos en su aspecto exterior-, muestran el mismo abandono evidenciado en los pastos altos de los canteros y veredas.
    El Consejo Escolar es el encargado del mantenimiento de las estructuras edilicias de la escuelas, bien podrían encargarse de mantenerlos aseados y prolijos pensando que algún día, las clases se retomaran, los alumnos y docentes volverán a ocupar las aulas donde volverán a educar en sus clases y la sociabilización que significa la actividad escolar, se recuperará para bien de la sociedad que necesita que sus jóvenes se capaciten en el mejor nivel.
    Será muy difícil y costoso si se abandona el mantenimiento de los edificios, ponerlos en marcha. Por lo pronto hay que empezar a cortar los pastos y yuyos para que las escuelas luzcan como siempre y hacer de este momento de incertidumbre un momento de esperanza, que muestre que no todo está perdido y que pronto volverán las clases presenciales.

    Pastizales largos en la Escuela Nº 1, pleno Centro.