• Hoy 30 - Zárate - 15.5° / 17.5°
    • Despejado
    • Presión 1020 hpa
    • Humedad 45%
  • Pedimos que las embarazadas sigan con los controles prenatales

    18/11/2020

    Las maternidades de mayor complejidad de la provincia están celebrando, de forma especial, una nueva “Semana del Prematuro”, donde vuelven a poner énfasis en la campaña de “protección de los derechos del prematuro durante la Pandemia”.
    Desde el 2010 se lleva a cabo anualmente la campaña “Semana del Prematuro” y se trata de una iniciativa que procura crear conciencia sobre los derechos de los bebés que nacen antes de tiempo; y así motivar a los equipos de salud y a la comunidad para garantizar su protección y cumplimiento efectivo.
    Cabe recordar que la prematurez es una condición biológica de origen multifactorial (biológico, ambiental y social), que representa la principal causa de ingreso a las unidades de cuidados intensivos neonatales e influye marcadamente sobre la mortalidad infantil.
    En este sentido, cabe mencionar que cuando una mujer entra en trabajo de parto antes de las 37 semanas, se denomina trabajo de parto prematuro.
    Precisamente desde el año 2009 que Unicef, en conjunto con el gobierno provincial, han dotado y elevado al hospital Virgen del Carmen al rango de “Maternidad Segura Centrada en la Familia”. Este nombramiento posibilita atender a partos de bebés prematuros acompañando tal situación con un equipo humano y con la infraestructura necesaria para ello; recibiendo “partos de riesgo” de toda la región sanitaria quinta de la provincia y del sur de Entre Ríos.
    Alejandro Cracco es jefe del servicio de Neonatología del hospital y justamente, en la semana del prematuro, insiste en los controles prenatales de las embarazadas; “las áreas de salud de los diferentes niveles de gobierno hicieron hincapié en la pandemia como único punto a resolver. Y está bien que así sea. No obstante, consideramos que el concepto de salud es aún más integral y complejo, y es por eso que muchas embarazadas abandonaron los controles por miedo a venir al hospital. Entendemos el caso, pero los controles prenatales son claves, y son también fundamentales a nivel sanitario para un país, una provincia o una ciudad. Es por ello que, en la semana del prematuro, pedimos a las embarazadas a que vengan a los controles de sus bebés.
    Tienen que seguir viniendo dado que se trata de una cuestión de salud para ella y para su hijo”, expresó el profesional.
    “Queremos que no se pierdan estos controles y de pedirles a las embarazadas que vengan a los controles. De parte de las autoridades sanitarias de los diferentes niveles de gobierno; parece que el área materna- infantil quedó a un costado pero por el contrario, en plena pandemia, necesitamos que se refuercen. Porque, vuelvo a insistir, es lógico que tengan miedo de venir al hospital en plena pandemia pero antes tampoco había campañas para incentivar los controles prenatales. Y antes de la pandemia también debíamos pedir, como ahora, que vengan a los controles”, remarcó Cracco.
    Junto a él, y como parte del servicio, trabaja la licenciada en Kinesiologia, Valeria Iriondo; quien subrayó la importancia de la leche materna que promulgan desde Neonatología; “este hospital es una maternidad segura y centrada en la familia, donde existe una pensión para las madres que dan a luz y cuyos hijos deben quedarse en neo por diferentes situaciones. Nosotros promovemos la lactancia materna; y es por ello que las madres pueden quedarse acá y darles de comer a sus bebés en las residencias. Ellas viven y duermen acá mientras su bebé está en Neo. Y eso es una posibilidad única para el desarrollo del bebé, más aún si es prematuro”, explicó la kinesióloga; quien dentro del servicio se encarga de los controles respiratorios en función del neurodesarrollo de los bebés.
    Actualmente la residencia para madres del hospital cuenta con doce camas que se pueden ampliar a quince por el espacio. Allí las puérperas viven mientras los bebés quedan en neo para facilitar la lactancia materna cuando el recién nacido lo requiera.
    El servicio de Neonatología cuenta con un plantel enfermería, que “es la base de servicio”, destacó Cracco. Y con profesionales en oftalmología, cardiología, fonoaudiología y ecografía.
    O sea que el recién nacido cuenta con todos estos servicios a su disposición, sin necesidad de realizar derivaciones. Lo único que restaría, para contar con un servicio completo, es cirugía infantil.
    “No todas las neos reciben bebés prematuros extremos y este hospital lo hace por su equipo de profesionales capacitados, por las enfermeras y por los directivos que acompañan en todo este trabajo. De hecho agradecemos a los directivos que han reparado cinco incubadoras y trajeron un respirador más. Agradezco también a todo el personal del servicio ya que, con la emergencia sanitaria declarada, hace casi un año que no tiene vacaciones.
    Ellos están muy cansados pero siguen trabajando como si fuera el primer día. “Lo fundamental es la contención del bebé a través de la familia” “Queremos aclarar que nosotros no festejamos al niño prematuro sino la lucha del bebé prematuro por vivir.
    Y, al mismo tiempo, enfatizamos los controles para prevenir la prematurez. Además, en esta semana que conmemoramos y celebramos todos los años, entregamos juguetes y regalos a las familias; por lo tanto se esperaba mucho. Bueno, ahora por la pandemia no pudimos desarrollarla pero aspiramos a realizarla el año que viene”, comentó el jefe del servicio, Alejandro Craco.
    “Lo fundamental que proponemos desde Neo es el contacto y el vínculo madre- bebé, la contención del bebé a través de la familia y es por ello que todo el equipo trabaja en esta sintonía junto a las autoridades del establecimiento”, concluyó la kinesióloga, Valeria Iriondo.

    Dr. Alejandro Cracco.