• Hoy 12 - Zárate - 4.9° / 5.5°
    • Despejado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 86%
  • Las fiestas clandestinas no paran

    24/11/2020

    Desde que el gobierno nacional decretó el pase de la etapa de ASPO a DISPO, comenzó a notarse un crecimiento en la distensión de parte de la población a las medidas preventivas dispuestas.
    La noche en la ciudad durante los fines de semana no escapa a los rasgos que presenta la Provincia, el país o incluso el mundo, porque fiestas clandestinas y el afán juvenil por romper las reglas, no forma parte sólo de la idiosincrasia local. Pero uno de los criterios que le otorgan relevancia a una noticia, tiene que ver con el interés público que eso conlleva y la proximidad con la que ocurre.
    En este marco, el pasado fin de semana se vivieron momentos de mucha tensión en distintos puntos de la ciudad, en el marco de operativos contra las fiestas y reuniones clandestinas, en medio de un contexto donde las autoridades remarcan con ahínco que el Covid 19 aún no está vencido, que es necesario continuar con las medidas de cuidados y el respeto por una serie de protocolos que impidan o limiten la propagación del virus.
    Las locaciones predilectas por organizadores de fiestas suelen ser espacios alejados del casco urbano, donde el volumen y la concurrencia de gente no llamen la atención de los vecinos y, mucho menos, de las autoridades.
    Pero muchos de ellos, con frecuencia utilizan las redes sociales o grupos masivos de Whatsapp para llevar a cabo sus convocatorias, por lo cual, para el ojo agudo, resulta fácilmente identificable este tipo de acciones.
    Fueron varias las fiestas ilegales que se desarrollaron este fin de semana; y cuando decimos “varias”, decimos decenas. Algunas fueron desarticuladas antes de su ejecución, otras durante el despliegue, y otras más se desarrollaron de principio a fin sin interrupciones.
    Un caso de intervención tuvo lugar a la altura del kilómetro 91 de la Ruta 12, en un camping llamado “Morena”; allí tomó intervención personal de la Dirección de Prevención Urbana junto a personal de Gendarmería Nacional, mientras los invitados a la fiesta ya estaban arribando al lugar, cerca de las 23 horas. Pero a pesar de las advertencias de las autoridades, en horas de la madrugada se desarrolló otro operativo junto con la fuerza nacional, que procedió a desarticular la fiesta y llevó a cabo el acta de constatación de los vehículos y las personas que se encontraban dentro del predio.
    Este es uno de esos casos que buscan pasar desapercibidos alejándose lo más posible  de la zona urbana; pero una situación muy distinta es lo que ocurrió en pleno centro de la ciudad, esa misma madrugada.
    El decreto presidencial 875/2020 habilita las reuniones sociales en espacios cerrados de hasta 10 personas; pareciera que el espíritu de la medida contempla reuniones de amigos o familiares.
    Pero bajo ningún punto de vista, contempla una fiesta de casi 200 personas, como la que tuvo lugar en pleno Brown, entre Rómulo Noya y Ameghino.
    Los habitantes del vecindario, cansados de la música a alto volumen, dieron aviso a la sala de la DPU; al llegar al lugar, los agentes notaron que en el interior del lugar, el número de invitados superaba ampliamente el permitido.
    Por esa razón, solicitaron la presencia del personal policial del Comando de Patrullas que, si bien prestaron colaboración durante unos instantes, por orden de sus superiores los agentes abandonaron el lugar donde reinaba la hostilidad por parte de los concurrentes a la fiesta, quienes comenzaron a lanzar botellas y varios objetos contundentes sobre los agentes municipales. Según pudo saber este medio, de un momento a otro y por órdenes de sus superiores, los efectivos del Comando de Patrullas abandonar el lugar dejando expuestos a los agentes de la DPU.
    El reclamo de los vecinos también fue clave en otro caso de esa misma madrugada, pero esta vez, en el barrio Los Mirtillos 2. Allí la ejecución de una fiesta clandestina en la Manzana 6, donde se observó varios automóviles de alta gama y decenas de personas (incluso sin barbijos ni cubrebocas), también fue interrumpida por la DPU y Prefectura Naval.

    Operativo en fi esta clandestina en Brown entre Noya y Ameghino.
    A %d blogueros les gusta esto: