• Hoy 8 - Zárate - 9.2° / 13.8°
    • Nublado
    • Presión 1025 hpa
    • Humedad 64%
  • “El sistema dará respuesta porque hicimos obras de mantenimiento”

    26/12/2020

    Será un verano diferente, atípico y de atención para las distribuidoras energéticas de la provincia de Buenos Aires dado que mucha gente se quedará en su casa, con algún tipo de elemento de refrigeración y consumiendo luz.
    En muchos casos las vacaciones serán suspendidas por la pandemia o por la crítica situación económica de muchas familias como situación de arrastre de la crisis nacional y como consecuencia de la pandemia.
    Días atrás el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, opinó que la Argentina necesita que las empresas prestadoras de servicios públicos “hagan las inversiones” para que estos servicios públicos funcionen “en los hogares, en las Pymes y en los comercios”.
    Pero lo que manifiestan las distribuidoras es que la tasa de interés está por encima del 50% y desalienta la obtención de créditos para producir o invertir y que las tarifas eléctricas se mantienen congeladas desde agosto de 2019. Por lo tanto las últimas grandes obras eléctricas se remontan al año 2015, como el caso de la propia cooperativa eléctrica local, que inauguró la estación transformadora Corcemar en el 2015.
    “Calculamos que el verano lo pasaremos bien dado que hicimos muchas obras de mantenimiento en la red, aún teniendo las tarifas congeladas desde agosto del año pasado y con una merma importante en la cobrabilidad y con un parque industrial que aún no recuperó niveles productivos de marzo”, comenzó diciendo en diálogo con LA VOZ el presidente de la Cooperativa Eléctrica de Zárate (CEZ), José Luis Mangini. “En realidad no hicimos grandes obras eléctricas para aumentar la potencia, sino que reforzamos el sistema de cableado, la morsetería y reponiendo subestaciones; las de 100 pasaron a 200 Kv, la de 200 a 315 y así. Pero grandes obras no hubo. Estimamos que vamos a estar bien y que el sistema dará respuestas”, agregó el titular del Consejo de Administración ante la posibilidad de que se produzcan cortes de luz en un verano que se anuncia caluroso.
    No obstante señaló que habrá muchas familias en sus viviendas, sin salir de vacaciones. Tal situación recargará aún más al sistema local.
    “Como no podemos realizar grandes obras ante las fluctuaciones de la macroeconomía, vamos estando cada vez más `finitos’ en términos de potencia en relación a una población que crece al 2% anual, por lo tanto no estamos dando respuestas a futuro. Si una gran empresa hoy decide instalarse en Zárate y demanda 30 o 40 Mva no lo podríamos brindar, pero hay muy pocos partidos de la provincia y de la nación que hoy pueden darlos. El problema es que no hay créditos para invertir, no hay aumentos razonables de tarifas y entonces todos estamos con lo justo, haciendo obras de mantenimiento y no podemos acompañar al crecimiento poblacional”, explicó Mangini.
    En este sentido destacó que hasta el momento el sistema eléctrico local está dando respuestas y que los últimos tres cortes importantes de energía fueron ajenos a la cooperativa, sino que fueron propios del sistema eléctrico nacional.
    FALTA DE PODA Y TORMENTAS
    “No obstante hay otro gran problema, la falta de poda municipal y las tormentas cada vez más intensas que azotan a la ciudad con vientos de hasta 80 kilómetros por hora. Esto es un problema que no tiene que ver con cortes por alta demanda eléctrica. Ya le hemos pedido al municipio que se haga cargo del tema pero es algo que se va dilatando en el tiempo y que alguien debe, en algún momento, tener en cuenta. Nuestra red eléctrica es aérea y tendremos siempre este problema de que cuando soplan vientos fuertes, tiran ramas y éstas caen contra los cables provocando cortes de zonas enteras”, concluyó Mangini; a reclamar más tareas de poda.

    José Luis Mangini dialogó con LA VOZ.
    A %d blogueros les gusta esto: