• Hoy 6 - Zárate - 7.9° / 8.8°
    • Nublado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 65%
  • La defensa de los zarateños imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa pidió la nulidad del juicio

    1/2/2021

    En la mañana de ayer, el abogado Hugo Tomei, defensor de los jóvenes zarateños a quienes se les imputa la muerte de Fernando Baéz Robles acaecida en Villa Gesell hace poco más de un año, hizo una presentación en el Juzgado de Garantías de esa localidad, a cargo del juez David Mancinelli.
    Según fuentes judiciales, en dicha presentación el letrado solicitó la nulidad de la requisitoria elevada por la Fiscal Verónica Zamboni en noviembre del año pasado por considerarla insuficiente en la imputación de los hechos. Se argumenta que la fiscal habla de una “generalidad”, sin precisar cuál fue el comportamiento de cada uno de los imputados en la causa.
    “Ello lleva a una confusión que hace muy difícil la defensa ya que no se explicita en la acusación el cuándo, el dónde y el modo del accionar de cada uno de los acusados”.
    Además, la defensa solicitó al Juez de Garantías el cese de la prisión preventiva de los ocho detenidos en la alcaldía de Melchor Romero fundado en que la Fiscal Zamboni acusó a los imputados por una descripción diferente a la contenida en el auto de prisión preventiva.
    La defensa también manifestó su renuncia a la posibilidad de que el debate se haga ante un jurado popular argumentando que sistemáticamente se hicieron públicos las actas del proceso, videos, fotos de los acusados que violan el principio de privacidad. En este sentido, la justicia debió haber impedido que se difundan esos documentos ya que todo el país los vio repetidas veces, y en consecuencia es imposible que se lleve a cabo un juicio por jurado cuando hay preconceptos, prejuicio o convicción sobre los acontecimientos del caso, señaló la defensa en su presentación.
    UN PARRAFO APARTE PARA LA POSTURA DEL PRESIDENTE
    Finalmente, la defensa de los rugbiers acusó a los medios de influenciar para que se instale de antemano una condena social para ellos y, además y con varios argumentos, señaló al presidente de la Nación, Alberto Fernández, como un factor de presión hacia un futuro juicio que se encamine a una pena de prisión perpetua para sus clientes. El alcance e interpretación que tiene la foto que se tomó el Presidente con los padres de la víctima, oportunidad en la que posaron con sendos carteles en los que se leía “Justicia por Fernando”, es vista como atentatoria del desarrollo del debido proceso legal. “Para el señor presidente de la Nación, en este caso “Justicia” es sinónimo de “condena a prisión perpetua”, pedir Justicia es lo mismo que decir que la justicia no funciona en el país, aseguró en su presentación Tomei.

    A %d blogueros les gusta esto: