• Hoy 7 - Zárate - 12.5° / 16.9°
    • Despejado
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 48%
  • “Limpieza, desinfección, secado y ventilación”; las premisas en la escuela

    10/2/2021

    Bajo un estricto protocolo sanitario establecido por el gobierno provincial, están planificando el funcionamiento de las escuelas con la idea de albergar a los alumnos y alumnas en un nuevo ciclo lectivo atravesado por la pandemia (Copete)
    En el interior de la provincia hubo 26 distritos que fueron catalogados como de “riesgo bajo” a finales del año pasado y en los cuales las clases presenciales regresaron sin mayores riesgos en el marco de la pandemia de Covid-19. Los distritos que regresaron a esta modalidad a finales de noviembre pasado fueron Adolfo Gonzales Chaves, Alberti, Arrecifes, Carlos Tejedor, Daireaux, Florentino Ameghino, Viamonte, Guaminí, Lezama, Monte Hermoso, Puan, Tres Lomas, 25 de mayo, Brandsen, Dorrego, Guido, Hipólito Yrigoyen, Pehuajó, Pellegrini, Pergamino, Punta Indio, Rivadavia, San Andrés de Giles, San Pedro, Suipacha y Trenque Lauquen. Y para ellos se estableció un estricto protocolo bio- sanitario y fueron los propios directivos quienes presentaron un protocolo sanitario acorde a los requisitos sanitarios.
    “Plan Jurisdiccional de la provincia de Buenos Aires para un regreso seguro a las clases” es el título del plan publicado por la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense; en el cual cada directivo presenta un plan que debe aprobar el inspector areal y el inspector en jefe. Un plan equivale a decir un protocolo organizacional y sanitario, que estará a la medida de las posibilidades de infraestructura de cada colegio.
    La semana pasada el gobernador Axel Kicillof presentó el “Plan Forte” de regreso seguro a las clases presenciales que será uno de los ejes de la nueva modalidad educativa, junto con el “Plan Jurisdiccional de la Provincia de Buenos Aires para un Regreso Seguro a Clases Presenciales”, el cual determinará los protocolos sanitarios.
    PREPARATIVOS EN ZARATE
    Al igual que el resto de los distritos, el mes de febrero será un tiempo para organizar el trabajo administrativo y logístico del regreso a clases.
    Es por ello que la Jefatura de Inspección Distrital, Secretaría de Asuntos Docentes y el Consejo Escolar de Zárate están analizando de qué manera preparar lo pedagógico y lo relacionado a la infraestructura para la vuelta a clases, con las nuevas directivas emanadas de la provincia y el nuevo “Plan Forte”.
    Respecto a lo planteado por el gobierno, toda la responsabilidad volverá a recaer en los directivos de cada establecimiento; quienes deberán organizar las actividades del equipo docente y del personal auxiliar, previendo la asignación de tareas que sean realizadas en forma no presencial para minimizar el impacto de la movilidad de los agentes, en la medida que ello no afecte la planificación y el desarrollo de las clases presenciales.
    Por otro lado, la directiva de la Provincia es promover la continuidad de aquellas obras de infraestructura escolar que se encuentren iniciadas, así como también aquellas cuyo inicio está previsto.
    Que los directivos prevean las tareas de ventilación, limpieza y desinfección y el desarrollo de las tareas de desinsectación y desratización de los establecimientos educativos, a los fines de mantener los mismos en adecuadas condiciones operativas.
    Atender las actividades administrativas vinculadas con recepción de solicitudes de pases de alumnos, así como la confección y actualización del “Registro de matrícula, pases y retiro de alumnos”.
    Además, y tal como se anunció desde la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, se asignará módulos docentes para la intensificación de la enseñanza y se incorporarán suplencias para las tareas de docentes y auxiliares que se encuentran dentro de los “grupos de riesgo”; quienes no volverán a las clases en un primer momento.

    Alumnos, docentes y personal de las escuelas deberán cumplir una serie de pautas sanitarias.

    Obligaciones para los estudiantes

    El plan provincial establece una serie de pautas que se deben establecer en el regreso a las clases presenciales.
    DECLARACION JURADA Y TEMPERATURA
    Los padres o encargados de cada alumno o alumna deberán confeccionar una declaración jurada que será controlada en el ingreso a los establecimientos, junto con la temperatura mediante un termómetro.
    ESPACIOS EXTERIORES
    Se designarán espacios exteriores específicos para dejar y retirar a los niños y niñas, debiendo respetarse en todo momento el distanciamiento social de 2 metros entre adultos.
    TAPABOCAS Y DISTANCIAMIENTO
    El uso de tapaboca nariz será obligatorio durante el tiempo que dure la permanencia en la escuela para todos las y los estudiantes desde el nivel primario en adelante.
    En caso de que el espacio de aprendizaje sea reducido (por ejemplo, sala de talleres) las y los estudiantes deberán utilizar tapaboca y máscara de acetato. Las y los estudiantes deben mantener permanentemente el distanciamiento social, preventivo y obligatorio dentro y fuera de las aulas: permanecerán con una distancia de 1,5 metros entre sí y, con las y los docentes dentro del aula, mantendrán una distancia de 2 metros.
    El ingreso de estudiantes a los sanitarios se hará respetando la distancia social y la permanencia será inferior a 15 minutos. Aparte deberán evitar contacto físico de todo tipo (besos, abrazos, apretón de mano, etc.)
    LAVADOS DE MANOS
    “Las y los estudiantes realizarán lavado frecuente de manos o limpieza de manos con alcohol en gel o alcohol al 70%, como mínimo en los siguientes momentos: antes de salir de casa, al llegar a la escuela, antes y después de los recreos, antes y después de comer, luego de haber tocado superficies públicas, antes y después de ir al baño, después de toser, estornudar o limpiarse la nariz. Se recomienda realizarlo cada 90 minutos a estudiantes que se encuentren en el edificio escolar. También deben higienizar sus manos al finalizar cada bloque de clases”, establece el plan provincial.
    NO SE PODRAN COMPARTIR LOS UTILES
    Tampoco los jóvenes podrán compartir útiles, ni elementos personales: lapiceras, cuadernos, celulares, botellas personales, indumentaria, entre otros, estableciendo la o el docente un listado mínimo de útiles de uso individual que deberán ser llevados a la escuela por la o el alumno. Si se utilizan mochilas, las mismas deberán ser sanitizadas antes de salir de casa y al llegar del establecimiento educativo.

    Pautas de higiene y organizativas

    “Limpieza, desinfección, secado y ventilación”, son las premisas que incorpora el documento. En este sentido, los y las auxiliares deberían ingresar a cada aula cada noventa minutos a limpiar, desinfectar y ventilar. Al mismo tiempo, los alumnos tendrán un descanso de diez minutos mientras se terminan estas tareas.
    También hay pautas y requisitos muy exigentes relacionados con la forma de organizarse dentro del establecimiento para docentes y alumnos relacionados a la bioseguridad.Y por ello se pretende que haya grupos reducidos con distanciamiento social (2 metros en espacios comunes y 1,5 metros en el aula, siempre y cuando se cumplan las medidas adicionales de higiene, protección, limpieza y ventilación de los espacios).

    A %d blogueros les gusta esto: