• Hoy 7 - Zárate - 10° / 15.4°
    • Despejado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 80%
  • “Hay que amar y valorar nuestra profesión de enfermeras”

    8/3/2021

    El 2020 fue un año muy difícil para el personal sanitario; trabajando a destajo, sin vacaciones y poniendo en juego, en cada caso, la vocación de servir a los demás en una pandemia inédita.
    “Hace casi tres años que no tengo vacaciones y no voy a aflojar porque amo mi profesión y ayudar a la gente”; así arrancó la charla Sandra Graf, directora municipal de Atención Primaria de Salud. “Me esforcé y le dediqué mucho a mi profesión como para que una pandemia o una situación así nos impida seguir trabajando. He dejado de lado cumpleaños, momentos familiares y ya conocemos lo que es el sacrificio”, relató la enfermera zarateña de 48 años.
    “Coincidimos en que fue un año muy intenso para todos pero hay que tener entereza y firmeza para poder ayudar al otro”, destacó Sandra, que ya cuenta con 29 años de profesión y hace 20 que se desempeña en el ámbito municipal.
    “Me recibí a los 18 años como auxiliar de enfermería, en un curso que se desarrollaba en Campana. Recuerdo que fue un año muy intenso de estudio, hasta vimos y estudiamos una autopsia. Y de 30 aspirantes, terminamos sólo 12 personas ese curso. De mi parte, siempre me gustó ayudar a otros y las cuestiones relacionadas a la salud, ya que no me daba impresión la sangre o curar a otros familiares. Finalmente a los 5 años de recibida, y ya trabajando de enfermera y con un hijo, me recibí como enfermera profesional. Y desde ese día que no paré de dedicarme de lleno a esta profesión que amo profundamente”, expresó convencida la enfermera. Y anunció en broma a todos sus colegas del hospital Favaloro, “no es mi idea jubilarme, por años de aporte me faltaría muy poco pero voy a seguir trabajando”, bromeó. “Quiero seguir aportando mi granito de arena ya que el área de salud de un municipio es fundamental.
    “En el área de salud municipal conformamos un grupo de mujeres que estamos trabajando día a día y de forma muy intensa. Y cada día ponemos más que nuestra profesión en pos de ayudar a la gente. Y en esta pandemia nos comprometimos desde el día cero, dejando muchas veces nuestros afectos de lado. No fue fácil perder colegas, amigos y familiares pero seguimos fortaleciéndonos por nuestras convicciones. Sabemos que no podemos quebrarnos. En lo personal, y tal como mencioné, hace 29 años que soy enfermera. Y cada día de la mujer es muy especial ya que es el cumpleaños de mi madre que, a pesar que no la tengo físicamente, fue quien me inculcó valores y respeto por los demás y sé que desde el cielo me sigue guiando”, recordó emocionada Sandra y destacó el acompañamiento que tiene de su marido y su hijo.
    “A todas las enfermeras les decimos que hay que amar esta profesión, y brindarle al paciente también contención; y lo poco que le podamos decir a un paciente es muy importante. La verdad es que nunca vamos a entender el dolor del otro, pero debemos estar ahí para contener y curar. Estoy agradecida por haber elegido esta profesión que me permite poder relacionarme con gente en momentos muy difíciles como una enfermedad, pero también la posibilidad de ayudarlos es una bendición. Siempre decimos y pedimos a los estudiantes de enfermería y a la gente joven que ame y valore nuestra profesión de enfermeras”, concluyó la funcionaria municipal, Sandra Graf.

    A %d blogueros les gusta esto: