• Hoy 20 - Zárate - 9.4° / 11.5&deg
    • Despejado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 57%
  • La Provincia negocia con la vacuna alemana que se prueba en Zárate

    15/5/2021

    El gobierno de la provincia de Buenos Aires avanza con el ingreso de manera autónoma al mercado farmacéutico para comprar vacunas contra el coronavirus. El desafío no es sencillo, primero por tratarse de un subestado y segundo porque las dosis disponibles y por producirse están comprometidas hacia estados nacionales, al menos hasta fin de año. Sin embargo, la administración de Axel Kicillof, busca abrir nuevos caminos para la compra de dosis y en ese proceso mantiene el diálogo con Alemania por la vacuna CureVac que está finalizando los ensayos clínicos de Fase III y realiza parte de sus pruebas en hospitales y centro de investigación bonaerenses, entre ellos el Instituto de Investigaciones Clinicas Zarate de la calle F. Andrade 330. Por estos días se está finalizando con la segunda aplicación en 1500 voluntarios en el país. Además de Argentina, las pruebas se realizan en Alemania, Holanda, Bélgica, México, Colombia, Panamá y Perú .
    CureVac pertenece a lo que muchos científicos denominan la segunda ola de vacunas COVID-19 que podrían aliviar colectivamente la demanda mundial. En enero de este año, cerró una alianza con el gigante farmacéutico Bayer para lograr producción a escala mundial y tiene preacuerdos ya establecidos con la Unión Europea, tras quedar atrás en las carrera con BioNTech y Moderna.
    Sin embargo, Argentina y la provincia de Buenos Aires están en una situación favorable a otros países de la región ya que el laboratorio alemán AG Schumannstrasse ubicó en el país como uno de los lugares para coordinar el Ensayo Clínico de la Vacuna CUREVAC-004, la fórmula de la biofarmacéutica alemana que utiliza ARN mensajero. La fórmula envía instrucciones de ADN para que las células del cuerpo humano generen ciertas proteínas protectoras que dan como resultado una eficacia del 95% frente al virus SARS-CoV-2 siete días después de la segunda dosis de vacuna y 28 días después de la primera. Las vacunas de Pfizer y Moderna utilizan ARN mensajero, pero la CureVac tiene mayor simpleza en el almacenamiento, lo que es un beneficio por sobre las otras dos vacunas. La CureVac no precisa de freezer ultrafríos, se conserva en heladera y su logística para traslado es más sencilla.
    Además de Bayer, el gobierno Alemán también adquirió una participación del 23% en la empresa por 300 millones de euros (369 millones de dólares). También proporcionó una subvención de 252 millones de euros para la investigación del coronavirus.
    El jueves dio un paso importante al conseguir la aprobación en la Cámara de Diputados al proyecto de ley que faculta al Jefe de Gabinete, Carlos Bianco y al ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan a iniciar gestiones negociaciones y celebrar los contratos -incluso en moneda extranjera- previo informe fundado de la autoridad sanitaria provincial, necesarios para la adquisición de vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra la COVID-19. El proyecto tuvo algunas modificaciones propuestas por la oposición, pero fue votado por unanimidad.