• Hoy 19 - Zárate - 3.2° / 5.3°
    • Despejado
    • Presión 1029 hpa
    • Humedad 62%
  • Toyota analiza abrir un tercer turno

    4/6/2022

    El Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) había anunciado la posibilidad de que la automotriz Toyota incorpore más personal en los próximos meses en función del crecimiento productivo que muestra la marca, exportando a otros países limítrofes de la región.
    Habría que remontarse al 2011 para encontrar un momento en el que la industria automotriz trabajó en estas condiciones, cuando se alcanzó el récord de producción de 800.000 unidades. En esa oportunidad, algunas terminales implementaron un tercer turno en algunos sectores fabriles de sus plantas.
    Respecto a Toyota, apunta a pasar de las 167.000 unidades anuales que espera para el 2022 a un piso de 180.000, a partir del próximo año.
    Actualmente está trabajando al máximo de su capacidad en dos turnos, incluyendo los sábados y feriados, pero este nivel de actividad no logra cubrir la demanda de los dos vehículos que produce en el país: la pickup Hilux y el SUV SW4. La demora en la entrega de estos modelos es de más de seis meses en el mercado interno y alrededor del 70% de la producción tiene como destino la exportación.
    Fuentes autopartistas estiman que para equilibrar la demanda con la oferta, la automotriz necesitaría llegar a las 200.000 unidades.
    La forma de implementación del tercer turno no está definida porque hay que tener en cuenta distintas variables, especialmente la logística.
    Tal como indicó Smata Zárate, desde el año pasado Toyota está incorporando personal para llegar al objetivo de las 167.000 unidades previstas para este año. Y se espera que sume más operarios, en caso de confirmarse esta modalidad de tres turnos.
    Hay que tener en cuenta que la terminal sufre, como muchas industrias, las dificultades de abastecimiento de piezas y de insumos importados. En la Argentina, este tema se ve agravado por las restricciones de divisas. Es por eso que la forma de implementación no es sencilla, ya que trabajar durante las 24 horas obligaría a la cadena de proveedores a adaptarse a ese ritmo.
    Desde enero, Toyota implementó un cambio laboral profundo, en acuerdo con el SMATA, que estableció que la semana laboral obligatoria es de lunes a sábados, hasta el mediodía, con francos rotativos. Esto buscó evitar los problemas que se suscitaban cada vez que necesitaba convocar personal para hacer horas extras.
    El incremento de los ingresos por ese pago adicional impactaba en la retención por el Impuesto a las Ganancias, lo que provocaba que los operarios no estuvieran dispuestos a concurrir. No obstante, la modificación del régimen de trabajo flexibilizó las condiciones. De todas maneras, la gran demanda de vehículos que tiene está llevando a la terminal que trabaje también los sábados a la tarde pagando horas extras.
    Toyota representa hoy el 40% de la producción automotriz y el 50% de las exportaciones del sector, mientras que la Hilux es el segundo modelo más vendido del país.

    A %d blogueros les gusta esto: