• Hoy 19 - Zárate - 3.2° / 5.3°
    • Despejado
    • Presión 1029 hpa
    • Humedad 62%
  • Crecen microbasurales en la zona de humedales y costanera

    22/6/2022

    La acumulación de basura en terrenos baldíos, esquinas o lugares poco transitados no es un problema estético, sino que la cuestión es más profunda y tiene que ver con la calidad de vida de quienes tienen que lidiar a diario con esa situación.
    Los microbasurales son focos infecciosos que atraen alimañas, que poseen elementos cortantes como vidrios o metales y que pueden convertirse en un riesgo sanitario para la comunidad. A esto se suman otros problemas, como por ejemplo la quema de esos residuos que los vecinos llevan a cabo a los fines de reducir la cantidad de desechos, dado que en muchos casos los camiones recolectores no pasan por el lugar, lo que genera una gran contaminación del ambiente y el aire; es decir, lo que en apariencia se presenta como una solución paliativa al problema, en realidad, es un daño de importantes características.
    En ese sentido, la afectación ambiental es determinante a la hora de debatir el tratamiento de los residuos sólidos urbanos. En la calle Caseros, entre Teodoro Fels y la avenida Costanero Sur paralela al Puente Mitre del Complejo Zárate Brazo Largo se ubica un microbasural en crecimiento y que no es nuevo, sino que se trata de un punto ya relevado por la Fundación Enlaces en su informe de relevamiento de microbasurales en Zárate realizado entre 2009 y 2021.
    Esa zona, presenta restos de residuos sólidos urbanos que casi cotidianamente son arrojados allí como una forma de deshacerse de la basura. A pocos metros, por la avenida Costanera Sur sentido al río, se encuentra otro microbasural de mayores dimensiones que, cuando fue visitado por este medio días atrás, presentaba signos de haber sido incinerado en una parte, la mayor porción de basura aún se encontraba allí. Tal es la dimensión de la acción contaminante, que ya comenzaron a registrarse restos de bolsas con residuos cruzando la calle, es decir, hacia la zona verde debajo del puente, justo debajo de una gran pintada que advierte la prohibición de arrojar residuos.
    Otro basural, el de mayor dimensión en esa zona, se ubica en calle Arribeños, entre la mencionada avenida Costanera Sur y la avenida 7 de Julio. Precisamente ese lugar fue señalado en distintas oportunidades por vecinos de la zona que advierten las prácticas realizadas por camiones pertenecientes a empresas de la zona que concurren a volcar sus residuos; así como también, los lugareños han observado la presencia de camionetas y automóviles particulares que descartan la basura de manera imprudente.

    A %d blogueros les gusta esto: