• Hoy 28 - Zárate - 19.9° / 20.7°
    • Nublado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 96%
  • Baez Sosa, el juicio: En la última jornada de testimonios declararon peritos y dos imputados

    18/1/2023

    La última jornada de presentación de prueba del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa contó ayer con el testimonio de dos médicos forenses y la atención estuvo puesta en la declaración de imputados, en línea con lo que viene ocurriendo en las últimas audiencias.
    Finalmente, cuando le consultaron cómo vive la audiencia de hoy, día en el que se cumplen tres años del crimen de Fernando, indicó: “Lo tomo muy enfocado al juicio. Hoy es el último día de jornada de prueba”. Asimismo, se expresó reticente a realizar una evaluación del proceso hasta el momento. “La terminaré de hacer cuando termine la jornada de prueba de hoy”, sostuvo y agregó respecto de la misma: “Se espera que los peritos de hoy puedan informar”.
    Una sala con más público de lo habitual
    La sala de audiencias cuenta con más público de lo habitual para la jornada de este miércoles. Además de los abogados de las partes y de los fiscales, Juan Manuel Dávila y Gustavo García, se encuentraban en el recinto Mauro Pertossi y María Elena Cinalli, los padres de Luciano y Ciro; Oscar Rossi, el padre de Julieta, la novia de Fernando Báez Sosa; y los padres de la víctima, Silvino y Graciela, junto a varios de sus familiares. En la sala también están Rosalía Zárate y Javier Thomsen, los padres de Máximo Thomsen; María Alejandra Guillén, la madre de Enzo Comelli; María Paula Cinalli, madre de Blas Cinalli; Marcos Pertossi, padre de Lucas; Sergio Viollaz, padre de Ayrton; y Eduardo Benicelli y Mónica Zárate, padres de Matías.
    Tras el ingreso de los jueces a la sala, empiezó la última audiencia de presentación de prueba. Declararon Juan José Fenoglio, consultor en medicina legal y diplomado en ciencias forenses; y Jorge Rodolfo Velich, especialista en medicina legal y médico emergentólogo. Ambos peritos fueron propuestos por la defensa. Los testimonios de Fenoglio y Velich apuntaron a presuntas inconsistencias en el trabajo del médico Diego Duarte, quien practicó la autopsia de Fernando tras el crimen, en el Hospital de Pinamar.

    El perito Fenoglio: “Generalmente la muerte es en el hospital”
    En su exposición, el perito Fenoglio sostuvo: “La muerte es raro que se produzca en el lugar del hecho en los casos de traumatismo de cráneo, generalmente mueren en el hospital (…) El cráneo es una cavidad cerrada. Por más que el cerebro deje de funcionar por cualquier causa, el corazón sigue funcionando porque no depende de la conducción cerebral. No se llega al paro cardíaco. Esto es la base fundamental de los trasplantes”.
    Seguidamente, cuestionó: “Empezamos a analizar la autopsia para ver qué había pasado. Primero nos encontramos con que no nos coincidían algunas cosas. Por ejemplo, se habla siempre de traumatismo de cráneo, pero cuando vemos el abdomen y el tórax también hay traumatismos (…) Nos llamó la atención que el médico que hace la autopsia diga que las córneas están congestivas: nunca pueden estar congestivas (…) “Sobre la hemorragia encefálica, el informe de autopsia dice: ‘Se observan gran contenido hemático y coágulos’. Esa frase no parece estar escrita por un médico”.
    El perito médico de la defensa, Juan José Fenoglio afirmó que “no coincide la conclusión con lo observado en la autopsia”, en alusión al informe elaborado por Diego Duarte. El especialista deslizó además que la lesión que tenía Fernando Báez Sosa en el hígado fue consecuencia de las maniobras de RCP. Habló de “una complicación no muy común” en este tipo de maniobras.“La lesión en el hígado puede ser por un aplastamiento en el hígado provocada por la reanimación por RCP. Encontramos literatura similares a ese tipo de roturas”, aseveró y añadió: “Un golpe no produce este tipo de lesiones”.

    El perito médico de la defensa cuestiona la “falta de precisión” de la autopsia
    El testigo se refirió a la “falta de precisión” en el informe en torno a si ciertas lesiones fueron consecuencia de los golpes o de las maniobras de RCP. “Es importantísimo saber qué arteria sangró y qué golpe le produjo la lesión (…) Es raro que una persona con este traumatismo se muera en el lugar del hecho”, insistió y luego planteó: “Había que investigar si había un aneurisma”.
    Tras ello, retomó las críticas a la autopsia: “No está descripto el mecanismo de muerte. La autopsia debe considerar causas y mecanismo de muerte”.
    De acuerdo con Fenoglio, las lesiones en la cara de Fernando Báez Sosa son leves. Además, indicó que hubo una lesión importante en el tórax que no fue explorada.
    “Si no se hubiese producido la lesión cerebral, todas las demás lesiones son leves”, afirmó el testigo propuesta por la defensa. Y repitió que es muy rara la muerte en el lugar del hecho por traumatismo de cráneo. “Son excepcionales”, aseveró.
    Luego, el defensor Tomei le preguntó: “¿Cuántos golpes determinó la autopsia?”. “La autopsia muestra siete lesiones, no golpes. Siete traumatismos”, le contestó el testigo.
    Más tarde, el abogado Fabián Améndola le preguntó a Fenoglio: “¿Por qué murió Fernando Báez Sosa?”. Entonces, el médico contestó: “No lo sabemos, no está en la autopsia”.
    El perito Velich: “El escrito de la autopsia causa vergüenza ajena”
    Tras la declaración de Fenoglio, toma la palabra Velich. Momento después, consideró que “el escrito de la autopsia causa vergüenza ajena como médico forense”. “No tenemos un buen informe (…) “Ni siquiera cuando se describen las lesiones craneales tenemos imágenes de las lesiones”, aseguró y señaló que la víctima “sufrió traumatismo de cráneo severo, que lo llevó a la pérdida de conocimiento”. “No creo que haya muerto en el lugar, pero sí que estaba inconsciente (…) “Si hubiese muerto en el lugar yo me preguntó ¿para qué lo trasladaron?”, completó. Velich: “No fue la RCP que mató a Fernando Báez Sosa”
    Respecto de las maniobras de resucitación practicadas a la víctima, Velich afirmó: “No fue la RCP que mató a Fernando Báez Sosa, pero agravó la situación por la movilización [del cuerpo]”. También subrayó que hubo demoras en el arribo de la ambulancia.
    “La presión excesiva [en las maniobras de RCP] puede causar lesiones en el abdomen y en el hígado”, agregó.
    En este contexto, el defensor Tomei le consultó a Velich: “¿Un sangrado en el hígado puede causar la muerte?”. Entonces, el perito respondió: “Puede causar la muerte o puede acelerar la muerte”.

    Declaró Lucas Pertossi. “Nunca le pegué a Fernando Báez Sosa»
    «Estoy muy mal por lo que pasó, estuve con tratamiento psicológico, psiquiatra, medicación. Nunca le pegué a Fernando Báez Sosa, no lo toqué, no participé del plan de asesinato de matar a alguien: solo fui de vacaciones», dijo Lucas Pertossi el cuarto de los imputados en declarar en el juicio.
    Lucas Pertossi contó que afuera de Le Brique vio un amigo al que lo estaban agarrando del pie. «Me acuerdo, le digo soltalo, le pego dos patadas. El chico intenta pararse o se para, y yo me voy a la esquina. Me desoriento. No conozco Gesell, más el alcohol…», relató.
    Qué dijo Blas Cinalli
    Blas Cinalli en su testimonio, comenzó diciendo: «Quiero empezar diciendo que lamento mucho todo lo que paso, fue una tragedia terrible. Falleció un chico de mi misma edad. Duele mucho, no lo puedo creer». También aclaró que respondería sólo preguntas de la fiscalía al pedir que se pase un video donde se ve a Fernando Burlando hablar y los tilda de «asesinos». «Es una falta de respeto para mí y mi familia. Es poco profesional», agregó.
    A Blas Cinalli le consultaron también por el chat en el que le dice a un amigo «creo que matamos a uno». Al respecto, explicó: «Eso es lo que escuchaba yo de los vecinos. Yo le repetía a mis amigos lo que pasaba. No estaba muy lúcido, yo no creo que había pasado tan así. Yo no sentí que había sido yo ni mi grupo de amigos». El fiscal Dávila le pidió a Blas Cinalli que se señale en el video donde golpean desde atrás a Fernando, y se ubicó al lado de la víctima.
    El acusado contó que, una vez que los echaron del boliche, vio «que a uno de mi amigos lo estaban tacleando, de la cintura llevándolo para atrás. Lo sigo y el chico ya agarrado de la cintura lo había agarrado del pie. ‘Soltalo, soltalo’, le dije, lo soltó y me agarró a mi. No lo podía zafar, cuando lo logro le pego una patada. Escucho gritos y veo que mis amigos se están peleando del otro lado del auto, pero no veo ninguna pelea. Me fui un poco más para el costado, ahí había perdido a mis amigos, veo que están del otro lado y vuelvo con ellos». “Por las pericias que pude ver, dicen que Fernando tenía sangre mía en el meñique. Nunca le pegué, supongo que la persona que crucé en el boliche habrá ido él».

    Tres zarateños que no hablaron en el juicio
    Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23) y Ayrton Viollaz (23) fueron los únicos tres de los ocho acusados que no prestaron declaración en las 13 audiencias que tuvo el juicio.

    Tensión a la salida de los padres de acusados
    Una veintena de policías rodearon a los familiares de los padres de los acusados para que puedan retirarse de los tribunales. Antes de llegar a los vehículos, la gente les gritaba efusivamente: «Criaron monstruos», «Asesinos», «Justicia», «Hijos de puta».

    Abrir chat
    ¿Tenés algo para compartir con nosotros?
    Escanea el código
    Hola! Estamos acá para vos
    A %d blogueros les gusta esto: