Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 21 - Zárate - 13.7° / 16.5°
    • Nublado
    • Presión 1032.02 hpa
    • Humedad 61%
  • Un campanense en busca del origen del asado de tira

    21/3/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Claudio Valerio, un ingeniero mecánico devenido en historiador oriundo de Campana, investigó la historia de los primeros frigoríficos argentinos y de uno de los cortes más populares en las parrillas de todo el país: el asado de tira.
    Para rescatar parte de la historia, editó el libro “Asado de tira, clásico argentino, orgullo campanense”, publicado por Yammal Contenidos, pero también una movida para instalar a Campana como la Capital del asado de tira e institucionalizar una fiesta que lo celebre.
    “El origen del asado de tira, fue en 1882 en el frigorífico The River Plate Fresh Meat ubicado en Campana, en el norte de la provincia de Buenos Aires. Allí se cortó por primera vez como se sirve en la actualidad. Era el primer frigorífico de Sudamérica y había introducido la sierra para fraccionar la res y poder cortar el hueso del costillar”, documentó Valerio, quien explicó que los costillares eran cortes de descarte que quedaban para los empleados, ya que los ingleses, principales compradores de carne argentina, preferían porciones con más carne y menos hueso. “El criollo, maestro asador tomó los desechados costillares y los asó, dándole así la fama a este delicioso y novedoso corte surgiendo así el popular asado de costilla o asado de tira”, cuentael historiador.
    PROYECTOS LEGISLATIVOS
    Su descubrimiento motivó que para promover el turismo y rescatar parte del patrimonio cultural de los argentinos, el diputado del Frente Renovador Alberto Assef presentó un proyecto para declarar a Campana “Capital Nacional del Asado de Tira”; y la diputada de la UCR Sandra Paris otro para que Campana sea además “Capital Provincial del Asado de Tira”.
    “El asado de tira es una tradición de encuentro tan argentina como el mate e integra el patrimonio intangible del país”, argumenta Valerio que sueña con una fiesta nacional para ese corte.
    EL ASADO ARGENTINO
    En su libro, Valerio cuenta que desde el siglo XVII, a la carne de res se la preparaba y asaba a la estaca con el cuero, el matambre y la falda. Según registros, los curas franciscanos se lo daban como premio a los obreros que trabajaban en la construcción de iglesias. Y, por extensión, así también lo consumían los gauchos.
    “La realidad es que comer un buen asado, es una vieja tradición argentina, puesto que sus campos producen naturalmente el pasto que fortalece al ganado y da un exquisito sabor a la carne”, expresó. Además, agregó que “la extensa Pampa permite que el ganado se críe libremente hasta su punto justo de engorde, lo que lo distingue del de otros países, que es más flaco y liviano, alimentado con granos y preparados que agregan grasas y peso”.

    Claudio Valerio.