• Hoy 22 - Zárate - 7° / 9.7°
    • Despejado
    • Presión 1023 hpa
    • Humedad 61%
  • El titular de salud adelanto cambios en la Unidad Sanitaria

    15/4/2010

    En las próximas semanas incorporarán un jefe médico, un responsable administrativo, un coordinador de enfermería y dos nuevos enfermeros.

    Si bien desde el Ejecutivo municipal reconocieron la labor realizada por la cooperadora de la Unidad Sanitaria de Lima durante estos años y lamentaron la decisión de no renovar mandato y de dejar de prestar colaboración con el Municipio, informaron que la medida no afectará en absoluto el normal desempeño de la institución a la que perfilan como un hospital de baja complejidad para atender el 90% de los problemas de salud de la localidad.
    El subsecretario de Salud municipal, Fabio Crudo, le informó a LA VOZ que sabía del desgaste de los miembros de la cooperadora y de la decisión de no renovar su mandato y que si bien solicitó que revieran la medida sostuvo que el funcionamiento de la Unidad Sanitaria no puede basarse únicamente en el aporte de un grupo de personas que trabajan sin fines de lucro prestando su colaboración. En ese contexto, indicó que “de ninguna manera se va a ver resentida su actividad porque es una dependencia municipal de la que el Estado debe hacerse cargo”.
    A 43 días de gestión, Crudo informó que se trabaja en la implementación del plan de salud para la localidad de Lima. La principal problemática observada en la Unidad Sanitaria era la falta de coordinación y administración de los recursos, por ello se montaría una nueva estructura humana necesaria para llevar a cabo las políticas sanitarias allí. “Ese es el camino a seguir”, señaló, “sin estructura no se puede hacer nada, luego viene todo el plan, se trata de cosas importantes que Lima no tenía y que eran necesarias para poder volcar toda la actividad, por ejemplo, no había un responsable local y cuando digo responsable, me refiero a uno con todas las letras, que responda hasta en lo legal”.
    En ese marco adelantó que ya se definieron quienes estarán a cargo de la sala que, dado las reformas edilicias y todo lo proyectado, pretenden se transforme en un “mini hospital”. En los próximos días asumirá un jefe médico, un responsable administrativo y un coordinador de enfermería, cargos que hasta el momento no tenían personas designadas, y dos nuevos enfermeros que aún no se pudieron en función por no contar aún con la estructura finalizada y a fin de lanzar el plan completo.
    “Pretendemos que esto se transforme en un hospital de baja complejidad porque queremos que el 90% de los problemas sanitarios de Lima se resuelvan allí”, dijo, “ahí existe una población de aproximadamente 14 mil personas y es necesaria una estructura como ésta, estamos convencidos de que no es necesario que tengan que viajar hasta Zárate por una patología que se puede tratar en el lugar”.
    Pese a lo que parece una postura indeclinable de los miembros de la cooperadora de la Unidad Sanitaria, Crudo sostuvo que su decisión no afectará el normal funcionamiento de la institución.
    “Una cooperadora es una entidad privada sin fines de lucro que se forma para colaborar con la institución, sólo debería cooperar y funcionar a veces como organismo de consulta”, dijo el funcionario”, “mantuve reuniones con sus integrantes porque me interesaba recibir sugerencias y porque no sabían cuáles eran mis proyectos pero me informaron que ya se estaban yendo, les pedí seis meses para que vieran qué pasaba con la gestión hasta que me confirmaron que no iban a renovar, desde allí no hubo más contacto”.
    No obstante, el subsecretario dijo que “aprecio mucho lo que hicieron, seguramente mucho más de lo que les competía, eso genera desgaste pero, aún así, la Unidad Sanitaria es una institución municipal y la Municipalidad tiene que cumplir con el cien por ciento de sus requerimientos, hacia eso vamos”.

    Gripe A: comenzó la segunda etapa de vacunación
    Después de vacunar a los agentes del sistema público de salud -enfermeros, médicos y administrativos que reciben pacientes-, a embarazadas y puérperas que tengan niños menores de 6 meses, comenzó la segunda etapa contemplada en el plan de vacunación diseñado por el Gobierno de la Nación. Los lugares habilitados siguen siendo el hospital zonal y los principales centros de atención primaria de la ciudad.
    Esta etapa prevé la inmunización de chicos sanos de entre 6 meses y 5 años, mayores de 5 hasta 64 años con patologías de riesgo tales como oncológicos, insuficiencia renal, diabetes y problemas pulmonares. La tercera fase incluye a los mayores de 65 años.
    La vacuna estaría disponible en forma comercial a fines de abril para el resto de la población que deseara aplicarse una dosis.
    La campaña antigripal se divide en etapas en función de los lotes que entrega la cartera sanitaria nacional y la estrategia fue pensada con el objetivo de evitar aglomeraciones de público. La idea es vacunar a todos los grupos de riesgo antes del inicio del invierno.