• Hoy 24 - Zárate - 20.5° / 22.3°
    • Nublado
    • Presión 1015 hpa
    • Humedad 38%
  • Un concejal hizo el descargo ante el HCD sobre su presunta incompatibilidad de funciones

    7/10/2010

    Tras la respuesta de la Asesoría General de Gobierno de la provincia de Buenos Aires al Concejo Deliberante de Zárate en relación a la supuesta incompatibilidad de funciones, el edil Pedro Bassi, hizo su descargo a través de una nota que también fuera elevada al Cuerpo.
    A fin de manifestar su postura, una semana después de que el asesor general de Gobierno de la provincia, Saúl Arcuria, concluyera en su informe –no vinculante- que, acorde a las circunstancias, sí habría incompatibilidad en el desempeño de Bassi como concejal con su función como Coordinador de Cooperativas de Vivienda e Infraestructura del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, por los que cobra salarios simultáneos, el concejal puso en conocimiento de la comisión de Labor Legislativa una carta dando sus explicaciones.
    En su descargo, aduce que la denuncia que fuera elevada al Concejo Deliberante en agosto de este año por Juan Carlos Llamazares tiene una intencionalidad política para perjudicarlo.
    Adjuntando un memorándum en el que se especifican las misiones y funciones de su labor dentro del gabinete de la cartera nacional a cargo de Alicia Kirchner, que, según señala, desempeña “transitoriamente”, Bassi expresa “estar exceptuado de esa supuesta incompatibilidad”.
    Para expresar esto, hace refiriéndose al artículo 53 de la Constitución de la Provincia que exceptúa la incompatibilidad con empleos relacionados a la actividad de docencia. De esta manera, estableciendo como sinónimos de magisterio, la “instrucción, educación, capacitación y enseñanza”, Bassi rubrica en ese sentido su actividad en la Coordinación de Viviendas y, por ende, sostiene que no existe incompatibilidad.
    No obstante, sin perjuicio de ello, informó al presidente del Cuerpo, Aldo Morino, y al resto de los concejales, su decisión de hacer uso de la opción que le brinda la Ley Orgánica de las Municipalidades, aunque no ateniéndose a la sugerencia de la Asesoría General de Gobierno.
    En tal sentido, el concejal señala que opta “por percibir una suma no remunerativa y compensatoria de los gastos inherentes a la función (como concejal), equivalente a las dos terceras partes del importe de la dieta, dejando de percibir ésta hasta tanto me encuentre desempeñando este otro cargo de carácter transitorio”.
    Esto significa que seguirá cobrando su haber completo como Coordinador de Viviendas en Nación pero, también, su dieta como concejal aunque no en forma íntegra (las dos terceras partes), sin aportes ni descuentos previsionales.
    Además, el edil añadió que “para el supuesto de no desempeñarse más en la otra función (Coordinador de Viviendas e Infraestructura del Ministerio de Desarrollo Humano), manifestaré mi intención de percibir la dieta de concejal en su totalidad”.
    Sin embargo, en su descargo no se desprende qué sucederá con los haberes completos que percibiera en forma simultánea hasta el momento.
    El Tribunal de Cuentas de la provincia, organismo competente en este tipo de circunstancias, aún no se expidió al respecto a pesar de haber sido consultado por el Concejo Deliberante. Es éste quien deberá decidir si, en forma retroactiva, los importes liquidados deben ser reintegrados a las arcas municipales.
    INTENCIONALIDAD POLITICA
    “Esto sin duda tiene un tufillo político con la única intención de perjudicarme”, dice casi al final de su carta el concejal de Movimiento Evita, “y los responsables están en la zona”, agregó.
    En ese contexto, Bassi cuestiona la facilidad con la que cualquier persona puede acceder a los datos que permitieron tomar conocimiento del cobro simultáneo de haberes públicos.
    Por ello, solicitó a la comisión de Labor Legislativa, compuesta por los presidentes de todos los bloques del Concejo, que realicen un “profunda” investigación sobre el acceso a la información y datos que originaron toda esta circunstancia.