• Hoy 30 - Zárate - 21° / 22.7°
    • Despejado
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 34%
  • Los automovilistas reclaman señalización en lomo de burro

    8/2/2012

    Está directamente relacionado con la obra que se lleva a cabo en el sector de Plaza Mitre que da sobre calle Belgrano. Hace poco quedó habilitado, sin embargo no cuenta con señalización y ya son varios los automovilistas que debieron frenar de golpe o pasarlo a una velocidad no conveniente, a tal punto que algunos llegaron a golpear parte del vehículo.
    En noviembre del año pasado se iniciaron las obras de construcción del denominado Parque de los Estudiantes en la plaza central frente a la Escuela de Educación Técnica Nº3 (EET N°3). Una iniciativa que forma parte del programa de Revitalización del Centro Cívico de la ciudad encarado por el Ejecutivo tras el inicio de las obras de remodelación y puesta en valor del Palacio Municipal.
    El objetivo de las autoridades comunales con esta obra consiste en extender la escuela hacia el espacio público de la plaza, transformándolo en un lugar cómodo para los jóvenes con estacionamiento ordenado de bicicletas, playas con veredas y áreas verdes más elevadas en un sector que es muy concurrido por los alumnos de los distintos establecimientos de la zona como punto de encuentro, antes de entrar a clases o a la salida.
    En ese contexto, el reductor de velocidad en cuestión se ubica justo frente a la fachada de la EET N°3 y al Parque, a media cuadra sobre Belgrano. Tiene una dimensión que difiere mucho de los lomos de burro convencionales, está hecho de cemento rígido y su construcción demandó varios días en los que la arteria permaneció cerrada al tránsito hasta su habilitación.
    Precisamente por estar construido de cemento y por sus dimensiones se confunde con el resto de la calzada haciendo que los automovilistas lo pasen por encima a la misma velocidad con la que venían circulando. Por esta razón ya fueron varios los reclamos verbales para que se lo señalice.
    Por otra parte, la construcción del Parque de los Estudiantes permanece parada. Después de la remoción de suelo se realizaron los trabajos consistentes en todo lo relacionado a superficie dura, luego allí quedó todo. Falta la ultimación de detalles y la colocación del nuevo mobiliario urbano.
    El plazo previsto de la obra era de noventa días y se sumaría a otro tipo de intervenciones en los que se refiere específicamente a la puesta en valor de la principal plaza de la ciudad, como mejoras en cuanto a su estilo e iluminación y enrejados perimetrales para evitar que se pise el césped y así lograr que crezca correctamente.
    Sin embargo, por el momento, dado que se trata de una zona muy transitada, solo se solicita la señalización del reductor de velocidad.