• Hoy 24 - Zárate - 35.3° / 37.8°
    • Nublado
    • Presión 1007 hpa
    • Humedad 35%
  • Cestos públicos atiborrados de basura que nadie recoge

    9/2/2012

    A principio de año este matutino daba cuenta de la situación. A un mes nada ha cambiado, los cestos públicos siguen atiborrados de basura que nadie recoge y sobre los que la gente sigue arrojando residuos. Las calles siguen acumulando suciedad, además de agua que pareciera brotar de todas partes. La postal se repite en el centro y la periferia de la ciudad. Mientras tanto, las tasas aumentaron y los servicios siguen igual o peor.
    La basura se acumula y se apila por periodos de más de un mes; con las consecuencias sanitarias que esto implica: pésimo aspecto y olores nauseabundos por la descomposición de los materiales, acumulación de gérmenes y bacterias, en muchos casos a las puertas de negocios gastronómicos.
    Esto sucede en varios puntos de la ciudad y se extiende por varias cuadras, Almirante Brown, Justa Lima y en 19 de Marzo. A raíz de esto, vecinos en general y comerciantes en general efectúan constantemente los reclamos pero siguen quedando en medio de una lucha de poder que no parece tener fin.
    Quienes expresan la situación en el área de “Recolección de Residuos” de la Cooperativa de Electricidad de Zárate (CEZ) no tienen respuestas satisfactorias o son derivados al área de Servicios Públicos de la Municipalidad y viceversa. Así van de un lado a otro sin que nadie, ni concesionario ni poder concedente tome el reclamo y haga valer el derecho de los contribuyentes.
    Las cuadrillas de las cooperativas de trabajo del plan federal “Argentina Trabaja” también dejaron de verse de un día para otro después de las elecciones de octubre pasado. Las mismas estaban abocadas, entre otras cosas, a la colaboración de este tipo de tareas, con el recambio de bolsas de los cestos y el barrido de calles, en términos no del todo claros, pero lo llevaban a cabo. Hombres y mujeres identificados con chalecos de distintos colores, se veían recorrer las calles trabajando en su limpieza, algo que ya no se ve, así como tampoco la figura del barrendero.
    A mediados del año pasado, cuando venció el contrato de concesión de los servicios de recolección de residuos y barrido entre la Municipalidad y la CES, con la antigua conformación el Concejo Deliberante avaló, por mayoría en una sesión especial, la prórroga en los plazos contractuales hasta octubre del corriente. Había otras dos opciones, que el Municipio se hiciera cargo de los servicios o convocar a una nueva licitación.
    Desde entonces y hasta casi fin de año, la CEZ seguirá prestando el servicio en las mismas condiciones o pero, ya que los cestos público de basuras siguen saturados y las calles sucias.
    Por otro lado, a finales del año pasado, con una nueva conformación, está vez de mayoría oficialista, se aprobó un paquete de medidas para que entraran en vigencia este año, entre ellas, el aumento en las tasas de ABL (alumbrado, barrido y limpieza), un servicio que sigue siendo por demás deficitario.
    Los vecinos sienten, y así lo expresan en distintas cartas de lectores enviadas a esta redacción, que no perciben la prestación correspondiente por la tasa que abonan ahora con hasta un 70% más cara.

    Los tachos siguen llenos y nadie se hace cargo.