• Hoy 2 - Zárate - 21.9° / 23.6°
    • Nublado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 57%
  • Arreglan provisoriamente los baches de la ruta 193

    15/2/2012

    Desde hace dos años que vecinos de la zona rural de Zárate vienen reclamando al por mejoras en la ruta 193, que une Zárate con Capilla del Señor.
    En principio, parte de sus reclamos también tenían como eje la protección de la zona para seguir evitando la proliferación de empresas tosqueras. Este problema, en parte, se solucionó mediante el trabajo legislativo de los concejales. Sin embargo, el problema de la ruta deteriorada por el incesante paso de camiones continúa.
    Desde fines del año pasado, el Municipio comenzó a colocar parches de “pavimento recuperado”; los cuales ya se están hundiendo nuevamente. Un cartel de “Precaución, ruta en reparación. Máxima 60 kilómetros por hora”, advierte a todos los automovilistas que la ruta está en construcción pero no hay obradores a la vista. Solamente montañas de tierra ubicadas peligrosamente sobre la banquina, profundos baches y pequeñas montañas de “parches” de asfalto. De noche se torna difícil y hasta riesgoso manejar por esta ruta que une a las dos ciudades cabeceras de ambos distritos.
    La misma situación padecen todos los automovilistas que viajan de Campana a Zárate por la Ruta Provincial Nº 6. El tramo de 400 metros que en su momento había sido arreglado por el Municipio, más cercano a la rotonda de nuestra ciudad, ya está destruido. El incesante paso de camiones terminó por romperlo nuevamente. Todo hace suponer que se volverán a “emparchar” los pozos a la espera de la terminación de la ruta 6 que nunca llega, a pesar de los anuncios del gobernador Daniel Scioli.
    Tanto la Ruta Provincial Nº 193 como la Ruta Provincial Nº 6 siguen siendo arterias en construcción continúa, que solamente los automovilistas más valerosos las transitan ya que hasta los camioneros las tratan de evitar.
    Piden arreglo de caminos rurales
    El mes pasado vecinos del Paraje Las Palmas denunciaron la falta de mantenimiento del camino viejo a Lima.
    El Ejecutivo municipal anunció en varias oportunidades el inicio de su pavimentación con fondos del Estado nacional pero nada se ha hecho hasta el momento.
    A principios de este mes, maquinarias se ubicaron en el paso a nivel de Lima y comenzaron algunas obras pero avanzan muy lento. Recién con los movimientos de tierra para iniciar luego la colocación de la carpeta asfáltica.
    Mientras tanto el camión regador no transita la zona y los vecinos reconocen estar como en la humareda que afectó a la ciudad en el 2009 por los incendios de la isla. En esta oportunidad, la densa niebla existe pero es de tierra, en la que no se ve ni a dos metros de distancia. Esto ya ocasionó accidentes de todo tipo entre camiones que transportan cereales desde el puerto de Las Palmas, autos y chacareros que viajan a caballo a sus lugares de trabajo.
    La misma situación padecen los vecinos de Paraje Ortiz, quienes volvieron a ver al regador luego de sus últimos reclamos y también vecinos del Paraje El Tatú.
    Cuando llueve los caminos son intransitables; ahora cuando hace mucho calor la tierra, ya convertida en polvo por el peso de los camiones, vuela obstaculizando la vista de todos los automovilistas. En tanto, el Ejecutivo municipal intenta dar soluciones con sus únicos tres camiones regadores operativos.

    Un cartel advierte sobre trabajos que ya terminaron.