• Hoy 25 - Zárate - 15.3° / 17.3°
    • Nublado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 56%
  • El INAES asegura que no hay incompatibilidad de funciones

    6/3/2012

    Desde que el concejal electo por el Frente para la Victoria, Renato López asumió su banca en diciembre del año pasado, comenzaron las polémicas sobre si había pedido su respectiva licencia al cargo de Vicepresidente del Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica local.
    A fines de enero se hizo público un “dictamen no vinculante” de la Asesoría General de Gobierno de la provincia de Buenos Aires en la que se responde a una consulta de la presidencia del Cuerpo sobre incompatibilidad de funciones.
    Conforme lo dispuesto por la Asesoría General de Gobierno, mientras la CEZ sea prestadora de servicios o se encuentre directa o indirectamente relacionada por intereses con la Municipalidad en contratos, el concejal López se encontraría en incompatibilidad de funciones.
    Para el órgano consultor, el edil no está habilitado para seguir en su banca legislativa por no haber renunciado como vicepresidente de Cooperativa Eléctrica de Zárate (CEZ), cargo al que presentó un pedido de licencia “extraordinaria” que le fuera concedida pero que no lo exime de la inhabilidad prevista en el artículo 6, inciso 2 de la Ley Orgánica de las Municipalidad (N° 6769/58).
    El pasado 13 de febrero, el Gerente de Registro y Legislación del Instituto de Asociativismo y Economía Social (INAES), Carlos Alberto Debiaggi, firmó un dictamen vinculante sobre la situación de Renato López.
    “Cabe tener en cuenta que la concesión de una licencia no remunerativa de carácter extraordinaria implica que, durante la vigencia de ésta, el consejero en cuestión será separado del órgano de gestión y reemplazado por un suplente en los términos que determine su estatuto social. Vale decir que la autoridad social en uso de licencia no integrará el consejo de administración, con lo que no participará de la administración de la cooperativa ni concurrirá con su voluntad a tomar ninguna decisión. En segundo lugar, la normativa vigente prevé en este tipo de casos la abstención cuando, en el ejercicio del cargo política electivo, se trate de votar respecto de asuntos en los que la persona jurídica de la que el elegido forma parte podría tener un interés contrario al municipio. Esto garantiza la transparencia y prácticamente imposibilita la aparición de conflictos de intereses que pudieran perjudicar la gestión comunal. Asimismo, de la lectura del artículo 6 de la Ley Orgánica de las Municipalidades (que trata la inhabilidad para ser miembro de la Municipalidad) no surge ninguna disposición expresa que obligue en la persona jurídica como modo de efectivizar su separación de la función directiva que ejercía en ella”.
    De esta manera, el dictamen del INAES se muestra a favor de lo que Renato López sostenía, que no había incompatibilidades de sus funciones porque él pidió una “licencia extraordinaria”, la cual se le concedió. Y el dictamen concluye, “es por todo lo expuesto que consideramos- por supuesto que exclusivamente en lo que hace a nuestro ámbito de competencia como autoridad de aplicación en materia cooperativa- que la licencia no remunerativa que se ha otorgado al consejero es eficaz para evitar que se configuren las incompatibilidades que podrían darse en la especie”.
    El 13 de febrero el INAES la redactó y lleva la firma del presidente del Concejo Deliberante, Aldo Morino, como recibida en su despacho el pasado viernes dos de marzo.
    Por otra parte, el edil que aseguró haber solicitado licencia a su cargo como vicepresidente del Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica, aún no habría presentado toda la documentación que lo acredite. Por esta razón el órgano consultivo, sostiene que el propio HCD es el que deberá ponderar si ese actuar corresponde a una simple demora o constata un actuar doloso.