• Hoy 21 - Zárate - 5.9° / 7.9°
    • Despejado
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 47%
  • Cooperativistas: piden que se les entreguen herramientas

    19/3/2012

    Hace dos días que beneficiarios de los programas “Argentina Trabaja”, de diferentes localidades, bloquearon los accesos a Capital Federal para reclamar ser incluidos dentro de los 30 mil cooperativistas del plan que recibirán un incremento de 550 pesos en su salario. En realidad, existen cien mil beneficiarios que no recibirán el aumento anunciado en el Plan Argentina Trabaja, ya que alcanzará a sólo 30 mil. La suba fue anunciada en febrero por el Gobierno, para quienes realicen tareas de mayor complejidad y cumplan con el presentismo. Esos 30 mil empezarán en abril a hacer obras de mayor complejidad, como redes de agua y cloacas o tareas de saneamiento. Lo que todavía no está claro y forma parte de las protestas, es con qué criterio se elegirá a quienes reciban la suba.
    Esta es una de las problemáticas del plan, el manejo de fondos unilateralmente del gobierno y de los responsables de llevar a cabo cada una de las cooperativas. Además de todo esto, en nuestra ciudad sucede que tampoco los cooperativistas reciben herramientas y la ropa correspondiente. Es más, hay faltante de palas que se rompen y no se reponen y ni siquiera se reciben bolsas de residuos, las cuales deben ser pagadas por los propios cooperativistas.
    El jueves pasado, miembros de la cooperativa de trabajo “Manantial” estuvieron trabajando en Pellegrini y Calle 14, en barrio Negri, saneando un basural clandestino. No tenían herramientas apropiadas, ni la ropa adecuada para efectuar este tipo de tareas.
    Los reclamos se repiten pero todos los representantes acusan al propio gobierno de que no envía los materiales.
    “Argentina Trabaja” en Zarate
    El plan nacional de inclusión social con trabajo denominado “Argentina Trabaja” anunciado en el año 2009, ha sido motivo de controversias y cuestionamientos por parte de diferentes sectores políticos opositores durante todo el año pasado. Se generaron sospechas relacionadas a la discrecionalidad en la distribución de los fondos públicos y su posible uso político partidario.
    En Zárate, las sospechas se materializaron en dos pedidos de informes presentados y aprobados por bloques no oficialistas. Uno referente a la identificación y funcionamiento de las 11 cooperativas de trabajo (1200 personas) incorporadas a este régimen en el orden local. En el otro, los ediles requerían información sobre una presunta malversación de fondos por irregularidades en el manejo de las partidas que se destinaron en concepto de subsidios para financiar los módulos de trabajo que las mismas debían realizar. Ninguna de las dos comunicaciones oficiales dirigidas al Ejecutivo para su contestación fueron respondidas. Esto, sumado a las distintas áreas en las que las cooperativas podrían colaborar con el Municipio para el mantenimiento de la ciudad, originó que los concejales volvieran a insistir en el tema.
    En un principio, en Zárate fueron incorporadas 10 asociaciones cooperativas, 700 personas en total. Las mismas debían realiza distintos tipos de tareas, desde la prestación de algún servicio hasta la realización de pequeña obra pública como la construcción de veredas o cordón cuneta. Los controles sobre las mismas, como los de asistencia a los puestos de trabajo, los lleva a cabo el Municipio, quien tiene injerencia sobre las mismas hasta cierto punto.
    Más allá de todo esto, la ciudad sigue sucia, vecinos de muchos barrios piden más presencia de los cooperativistas en la ciudad, los propios cooperativistas piden trabajar, y por ello exigen más herramientas, pero nada sucede. La basura acumulada en muchos barrios de la ciudad dan cuenta de ello.