• Hoy 20 - Zárate - 3.1° / 5.3&deg
    • Despejado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 89%
  • Accidente y caos en el tránsito centrico

    18/4/2012

    Desde el mediodía de ayer, y agravándose a medida que pasaban las horas, se produjo una suerte de caos por congestionamiento de vehículos en la zona céntrica entre las calles Justa Lima y Moreno y Belgrano y Ameghino.
    Cerca del mediodía un accidente grave se produjo en la intersección de Alem e Independencia, donde un motociclista que circulaba por esta última colisionó con un auto remis Peugeot 504 color blanco, que intentaba cruzar la bocacalle circulando por Alem. El fuerte impacto provocó la caida del motociclista identificado como Hernán Ramirez de 30 años quien sufrió un fuerte traumatismo de cráneo, circulando sin casco en la cabeza, o lo que es peor con el casco colgado del manubrio de la moto. El conductor fue trasladado al Hospital pero debido a que ahí no pudieron hacer una tomografía fue derivado para su atención a un centro de salud de Capilla del Señor. En cuanto al conductor y pasajera del remis resultaron ilesos.
    Poco después de producirse el choque, en horas del mediodía, llegaron al lugar la policía y un móvil de la DPU quien inmediatamente cortó las calles a la altura de Independencia y Brown, y Ameghino y Alem por lo que se produjo un desvío del transito. Trasladado el herido, la situación persistió durante un tiempo prolongado, por lo menos 4 horas de corte de tránsito ya que, consultado personal policial, se señaló que estaba esperando la llegada de la policía científica. Así sin quien nadie tomara una decisión para levantar el corte de las calles y disponer de la moto que seguí tirada en medio de la bocalle, se matuvo la situación con serio trastorno para quienes necesitaban circular por las calles. De más está decir la congestión de tránsito que se provocó cuando eran ya las 17, una hora pico de salida de colegios y del trabajo.
    Sin semaforos
    A este inconveniente, se sumó el corte de los semáforos que no funcionaban en la calle Brown y que provocaba largas colas y bocinazos entre los conductores, también en un momento de tránsito intenso debiéndose acudir a agentes de tránsito para controlar el descontrol.
    Evidentemente la falta de pericia provocó esta situación, que quedó a su suerte, sumando nerviosismo a la ya caldeada tarde zarateña.