• Hoy 17 - Zárate - 4.9° / 5.8°
    • Nublado
    • Presión 1030 hpa
    • Humedad 71%
  • Reclamos de vecinos por los olores provenientes de criaderos de cerdos

    26/4/2012

    Sin dudas, una de las problemáticas ambientales suscitadas durante el verano fue la proliferación de las moscas en zonas rurales a raíz de la falta de control sobre los criaderos de aves y cerdos. Otro de los ejes de este mismo problema también fueron los pedidos de instalación de nuevos emprendimientos de este tipo en la zona de Escalada y Paraje Ortíz y la necesidad de modificar la distancia existente entre estas unidades productivas y las viviendas de los vecinos.
    Por estos días, vecinos del barrio “La Quebrada”, ubicado en el kilómetro 108 de la Ruta Panamericana, cerca del límite de Lima con Alsina, están denunciando un problema similar.
    El problema comenzó en el año 2006, cuando un grupo inversor compró la firma “Ganadera Montoro SA”, una granja que comenzó sus actividades como feed lot y  producción de alimento balanceado pero que derivó en un criadero de cerdos, generando más perjuicios medioambientales. Según agregaron los vecinos, esta empresa cambió de rubro para poder acceder a las compensaciones establecidas por el Ministerio de Economía y Producción a todos los operadores e industriales que vendan en el mercado interno productos derivados del trigo, maíz, girasol y soja. En enero del 2007, la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA) decidió incluir a los establecimientos que se dediquen a la cría y engorde de animales de la especie porcina que sea sustentada con alimentación a base de granos de maíz y soja, destinados a faena y posterior comercialización exclusivamente en el mercado interno. A raíz de este cambio de actividad, los vecinos trataron de advertirle al Ejecutivo municipal pero nunca recibieron respuestas.
    “Estamos viviendo hace seis años con olores nauseabundos, entre roedores y moscas a raíz de este criadero de cerdos que tiene habilitación para otro tipo de actividades productivas. Lo que más nos indigna no es esto, sino que desde el Ejecutivo municipal se lo haya amparado sabiendo que muchas familias vivimos a escasos metros en el barrio La Quebrada”, comentó un vecino.
    Los reclamos, al no tener soluciones por parte del Municipio, fueron trasladados al Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, quien envió a su vez una carta al Intendente Osvaldo Cáffaro para que dé explicaciones sobre este caso.
    En principio, el Defensor del Pueblo le cuestionaba a la comuna permitir el funcionamiento de un establecimiento de este tipo a escasos metros de esta zona urbana cuando las leyes vigentes exigen una distancia mayor a los mil metros. Este interrogante nunca fue contestado, como tampoco los expedientes ingresados por los vecinos desde el año 2006.
    La última nota ingresada por el vecino Jorge González al municipio fue el 28 de marzo de este año, en donde lamenta la designación de Alan Fortune al frente de la subsecretaría de Medio Ambiente por haber sido él quien, como subsecretario de Gobierno, autorizó a esta empresa a funcionar frente al vecindario.
    Por estos días los vecinos continúan aguardando una respuesta a sus reclamos, una reunión con los funcionarios de las diferentes áreas y una reacción de parte del Concejo Deliberante, que prometió a los vecinos de Escalada y Paraje Ortíz rever las ordenanzas vigentes que regulan la distancia entre los criaderos y las zonas urbanas.

    La nueva disposición para el control de Granjas Avícolas

    En tanto, la subsecretaría de Desarrollo Económico, a través del  Área de Asuntos Agrarios, en conjunto con el Departamento de  Bromatología y Zoonosis,  pertenecientes Dirección General  de Inspección y la Dirección  de Planificación y Coordinación de Políticas Ambientales, llevaron adelante la construcción del Proyecto de Ordenanza Avícola.
    Con el propósito de generar herramientas  legales que regulen equitativamente la radicación y el funcionamiento de granjas avícolas en el Partido de Zárate, teniendo en cuenta y como principal objetivo el velo por la calidad de vida y la seguridad productiva de los  vecinos de  todo el Partido, se creó el Proyecto de Ordenanza Avícola.
    A la misma se le dio “despacho favorable” en el Concejo Deliberante y espera ser reglamentada por el Ejecutivo.
    En realidad, esta Ordenanza no reglamenta mucho, pide que cada emprendimiento se instale conforme a las leyes vigentes, pedir la zonificación, una serie de requisitos legales y administrativos y advierte que la subsecretaría de Desarrollo Económico podrá controlar y auditar a estos establecimientos con la posibilidad de renovar la habilitación cada 24 meses.
    El problema es que Inspección municipal tiene pocos móviles para controlar y carece de infraestructura y de presupuesto para hacer un efectivo control periódico de todas las granjas ubicadas en las zonas rurales del partido. “El problema es quien controla a estas granjas, la última vez que hablamos con el titular de Inspección General nos dijo que no tenía auto para acercarse hasta La Quebrada”, comentó uno de los vecinos.
    Además, esta reciente ordenanza habla de las granjas de explotación avícola y no porcina, por lo tanto los vecinos de La Quebrada seguirán exentos de una reglamentación municipal que atienda su problemática.

    A %d blogueros les gusta esto: