• Hoy 26 - Zárate - 18.3° / 18.6°
    • Despejado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 88%
  • El Municipio quiere la casona de Güerci

    4/6/2012

    En diciembre del 2010, el Municipio reimpulsó oficialmente el trámite de expropiación de la Casona de Güerci, en la calle Mitre al 600.
    Se trata de un edificio paradigmático de la ciudad que guarda valor no sólo por sus detalles arquitectónicos sino por lo que significa para la historia local, expresa modos de vivir de una época y constituye un testimonio de la memoria de la identidad zarateña.
    La casa, que perteneciera alguna vez a Luis Güerci, referente político de Zárate que signara la historia comunal durante las primeras décadas de la ciudad, hace varios años se encuentra sujeta a expropiación. Sin embargo, nunca se ejecutó.
    En el año 2003, cuando ya se advertía un notable avance de deterioro del edificio ubicado en la barranca de calle Mitre, se sancionó la Ordenanza N° 3415, la cual declaraba de “Interés Municipal” el inmueble para preservarlo e iniciar un plan de puesta en valor del mismo. También se lo declaraba como lugar de “Utilidad Pública” y “sujeto a expropiación”. El objetivo era destinarlo a la construcción definitiva del Museo Municipal de Bellas Artes.
    Sin embargo hace un año y medio el intendente Osvaldo Cáffaro manifestó su intención de recuperarla como espacio cultural. Es más, concejales de diferentes bloques aprobaron una Comunicación en la que reclamaban la implementación de las acciones dispuestas en esa norma. De la misma manera, sancionaron otra Ordenanza, la N° 3914, con los mismos argumentos y los mismos artículos que la anterior, ratificando su declaratoria como de “Interés Municipal”.
    A pesar de que Cáffaro depositó todas sus expectativas en lograr este objetivo en el mediano plazo nunca se tuvo novedad al respecto hasta mediados de abril de este año, cuando el Ejecutivo municipal ingresó un proyecto de Ordenanza para la adquisición de la casa. Pero este proyecto carecía de datos y de la información necesaria para generar un proceso de este tipo. Ingresó en el Orden del Día de la 3era. Sesión Pública Ordinaria y se giró a la comisión de Obras Públicas. De allí volvió a “bajar al Ejecutivo” para que remitan la información correspondiente.
    En ella figura el nombre de un propietario que le cede la casona al municipio; sin embargo hay gente dentro que está viviendo; por lo que el trámite es aún más engorroso.

    El proceso de adquisicion

    Su construcción data del año 1920 y constituye un ejemplo arquitectónico irremplazable y único que le da un valor agregado. Pese a estar habitada desde hace tiempo, se teme por su la falta de preservación de la estructura y que su deterioro llegue a un punto tal que sea irreversible para su recuperación. “Aún se está a tiempo para iniciar un plan de acción que posibilite su puesta en valor y efectiva incorporación a la vida activa de la comunidad”, sostiene la ordenanza aprobada en el 2010.
    “En función de sus características y emplazamiento, esto amerita a ser destinada a un espacio cultural y actividades y usos complementarios y vinculado al desarrollo cultural”, agrega la Ordenanza.
    Dado que la expropiación consiste en la transferencia coactiva de una propiedad privada, desde su titular al Estado -en este caso municipal- mediante indemnización, a un ente de la administración pública dotado de patrimonio propio, lleva un proceso que hasta ahora muchos consideran, por el momento, inviable. Los años transcurridos desde el 2003 a la fecha sin que se haya avanzado al respecto, así lo demuestran.
    Entonces muchos ediles de la oposición desconocen a que se debe este nuevo intento del Ejecutivo de tratar de adquirir el inmueble; a pesar de que todos hayan mostrado su intención de poder recuperar este preciado patrimonio para la comuna.

     

    Está ubicada en Mitre al 600.