• Hoy 30 - Zárate - 11.9° / 12.3°
    • Nublado
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 57%
  • Familiares de víctimas le responden al Municipio

    4/6/2012

    Para responder a las declaraciones del secretario de Gobierno, Ariel Ríos, sobre la marcha del pasado 25 de mayo en contra de la inseguridad, familiares de víctimas convocaron a conferencia de prensa en la que señalaron que siguen “desamparados” y que a diario crece el número de damnificados por un flagelo que a nivel local parece no encontrar solución.
    “Estoy indignada con sus declaraciones porque no estamos manipulados por nadie, nosotros somos victimas y yo me voy a unir a cualquier reclamo que haya sobre la seguridad porque sé lo que pasa, la pasé y la estoy pasando”, dijo Fabricia López, viuda de José Luis González, un operario metalúrgico que murió tres meses después de haber recibido un disparo en el abdomen cuando entraron a robar a su casa en diciembre de 2007.
    Así se refirió a lo esgrimido por el funcionario municipal quien sostuvo que en la marcha hubo presente personas que utilizan el tema política y mediáticamente, así como también familiares de delincuentes.
    “La marcha se convocó en forma abierta, no podemos decidir quien va y quien no, no somos nadie para juzgar y si él cree que hubo presente familiares de delincuentes tiene los medios necesarios como para denunciarlo”, agregó la mujer.
    Con el cansancio de tanta marcha en reclamo de justicia y seguridad marcado en la mirada, pero con la fortaleza para seguir insistiendo en la búsqueda de respuestas, López sostuvo que “la realidad es que seguimos desamparados”. Hace casi cinco años de la muerte de su esposo y, al igual que a cientos de vecinos, sigue padeciendo hechos delictivos. De hecho sus dos hijos varones, quienes presenciaron aquel trágico día, hace poco fueron asaltados a mano armada.
    “Sigo conociendo victimas, cada día son más”, añadió López, “dicen que no quieren ser improvisados en el tema pero ya pasaron cuatro años, sigo entregando petitorios, acompañando y conociendo cada vez más victimas, por eso creo que debería haber un poco más de ética porque somos los menos interesados en que esto se torne político, no nos interesa, simplemente estamos cansados de ir a la plaza y no tener respuestas; si se cree que nos gusta estar en la calle, reclamando por los derechos que tenemos, están equivocados”.
    Sin ánimos de polemizar dijo que “se entiende todo esos pedidos que supuestamente están haciendo y que no llegan, no somos ajenos a eso, pero queremos seguridad; mis hijos no están vacunados contra la inseguridad y necesito que me garanticen que no los van a matar por un par de zapatillas”.
    Exigen respeto y disculpas
    Por su parte, Gabriela Zárate, hija de Elisa Franceschini, la mujer que murió de permanecer varios días internada tras haber sido salvajemente golpeada en un intento de robo en noviembre de 2010 en la esquina de Máximo Paz y Rómulo Noya, le exigió al secretario de Gobierno una disculpa a todos los familiares de víctimas y que “que nos deje de faltar al respeto”.
    “Tengo hijos y nietos y no quiero que les pase lo mismo que a mi mamá”, dijo y enfatizó, “sin ir mas lejos, el viernes participé de la marcha y el sábado le robaron a mi hijo el celular poniéndole una cuchilla en el cuello”.
    Respecto a la marcha dijo que se convocó también para colaborar con el Ejecutivo en reclamo de la colaboración de Prefectura y Gendarmería, “estamos pidiendo algo que nos corresponde”.
    “La manipulación es de su parte”
    Así respondió Walter Frattini a los dichos de Rios. Como representante de una comisión vecinal que reclama por seguridad, dijo: “queremos desmentir los dichos del secretario de Gobierno sobre la última marcha y una supuesta manipulación política de nuestra parte hacia los familiares de victimas y de la gente”.
    En ese contexto sostuvo que “la única manipulación política es de parte su parte hacia nosotros, nos usó de voceros para explicarle a la gente lo que ellos no pueden o no quieren explicar”
    Después de la marcha de la semana pasada, según informaron ayer los vecinos, no hubo ningún intento de dialogo por parte de los funcionarios municipales.
    “Venimos gestionando una audiencia desde la última reunión del Consejo Municipal de Seguridad, hace un mes y medio, sin respuestas, siendo que veníamos trabajando mancomunadamente para resolver este tema”, concluyó Frattini.

    Preocupación de vecinos

    La oferta de sexo en la calle parece pasar inadvertida pero molesta a los vecinos de la zona de Garibaldi y General Paz. Sostienen que la actividad ha crecido mucho en el último año y lo viven con indignación, angustia, estupor y un profundo temor por las cosas que viven a diario, razón por la cual algunos frentistas participaron de la última marcha contra la inseguridad.
    Esto alteró considerablemente las costumbres de vida de los vecinos, quienes sostienen que es imposible no estar encerrados desde las ocho de la noche, cuando se hacen presente en la esquina y comienza un desfiladero de vehículos y motos.  Desconfían, tienen miedo a las represalias y por ello prefieren mantenerse en el anonimato a la hora de reclamar, por eso no hacen denuncia policial pero sí reclaman mayor presencia policial o de la DPU.