• Hoy 26 - Zárate - 19.2° / 19.9°
    • Despejado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 83%
  • De las tres obras anunciadas sólo se inauguró una

    6/6/2012

    Tres importantes inauguraciones se llevarían a cabo entre la primera y la cuarta semana del mes pasado. Así lo había remarcado el intendente Osvaldo Cáffaro en abril, tras inaugurar el periodo de sesiones en el Concejo Deliberante. Sin embargo, solo se realizó la de la unidad sanitaria de Villa Bosch.
    No hay novedades sobre el estado de obra del parador de transferencia de colectivos en el playón de la estación de trenes de TBA (Trenes de Buenos Aires) y la remodelación de los galpones de calle Perú.
    Esto se suma a una lista de obras iniciadas durante los dos primeros años de gestión del primer mandato del jefe comunal que quedaron paralizadas o marchan a paso muy lento sólo acelerando su paso durante períodos electorales, como la construcción de la terminal de ómnibus en la rotonda de acceso a la ciudad.
    Según lo había indicado Cáffaro a principios de abril, durante la primera semana de mayo, la obra de la unidad sanitaria de barrio Bosch co-financiada por del Gobierno de Japón, sería inaugurada. La ceremonia se produjo dos semanas y media después.
    En segundo lugar, acorde a lo anunciado por el mandatario comunal, durante la segunda semana del mes pasado debería haber quedado inaugurada la nueva estación de transferencia de ómnibus sobre avenida Anta  y De la Torre (playón de acceso TBA).
    Se trata de una obra que comenzó a construirse durante el último cuatrimestre del año pasado, a cargo de la empresa Fiorito, dentro de un proyecto estratégico del Ejecutivo relacionado al servicio de transporte de pasajeros. Allí confluirán líneas de corta y media distancia con una capacidad de trece dársenas.
    La obra forma parte del proyecto estratégico del Municipio, también compartido con Campana, la puesta en funcionamiento de la red troncal de transporte de Río Luján a Lima y viceversa, visualizando el fomento del uso del transporte público y la organización del tránsito, algo que ya comenzó a funcionar.
    Por último, la semana pasada, es decir la última de mayo, debería haber quedado concluida e inaugurada otra obra, en este caso, vinculada a la cultura y la integración, la puesta en valor y remodelación de los galpones de NCA (Nuevo Central Argentino) sobre calle Perú.
    Con la idea de recuperar el galpón donde se guardaban locomotoras, se reacondiciona para transformarlo en un centro de exposiciones, con un espacio recreativo y deportivo al aire libre, similar a lo que sería un complejo polideportivo.
    Aunque para el resto del año hay programadas otras inauguraciones, estas tres obras representan mucho dentro de las expectativas municipales de descentralización de la ciudad y jerarquización de barrios a fin de lograr mayor integración social.
    Por otra parte, obras como la finalización de la avenida Antártida Argentina, la nueva terminal, el Centro Cultural de calle Brown (ex terminal), la costanera, agua y cloacas, entre otras, son ítems sin marcar en la agenda municipal.